Aerolíneas

Inyectan 900 millones de pesos a Interjet para aplacar sus deudas.

La aerolínea mexicana Interjet se está endeudando cada vez más, y en el momento equivocado.

La aerolínea recibió una inyección de efectivo de 900 millones de pesos y espera de su directorio otros 1.200 millones de pesos (alrededor de US$105 millones en total), según los resultados del tercer trimestre. Incluso después de recibir el primer tramo de la inyección, la relación entre la deuda neta y el Ebitdar de la empresa aumentó a 11,1 veces, frente a las 7,1 veces que la empresa privada reportó en enero, según muestra un análisis del documento realizado por Bloomberg. El incremento se debe principalmente a un aumento del 60 por ciento en el costo del arrendamiento de aeronaves, que la compañía atribuye a sus operaciones de venta y posterior arrendamiento.

En enero, el director general, José Luis Garza, dijo a Bloomberg News que una inyección de efectivo que había recibido recientemente por 3.200 millones de pesos sería la última que necesitaría. El deterioro de la situación financiera se produce en un momento especialmente difícil para la empresa, que pretende renovar parte de su flota. El mes pasado, Garza dijo que la aerolínea eliminaría algunos de sus 22 Sukhoi Superjet 100 y los reemplazaría por 20 Airbus SE A320neos.

Los analistas dicen que es una medida necesaria porque Interjet es el único cliente de Sukhoi, con sede en Moscú, en América lo que dificulta el acceso a repuestos y técnicos. Sólo 11 de los 22 Sukhoi de Interjet han volado este mes, según los sitios web de seguimiento de aeronaves.

Pedir 20 aviones nuevos llevaría algo de tiempo, ya que la capacidad de la línea de producción de A320neo de Airbus está vendida por varios años. Esto significa que Aerolineas ABC, el nombre formal de la compañía matriz de Interjet, probablemente se dirigirá a arrendadores externos para acceder a la aeronave, lo que podría erosionar aún más la situación financiera de la compañía, según George Ferguson, analista de Bloomberg Intelligence.

“Van a tener que pagar una tasa de arrendamiento superior a la del mercado, lo que les va a perjudicar”, dijo Ferguson en una entrevista. “¿Qué le hará a su rentabilidad?”

La inyección de efectivo más reciente fue para pagar a los acreedores financieros, según el documento. Interjet no respondió a las reiteradas solicitudes de comentarios.

Mercado saturado

A los problemas de Interjet se suma un mercado mexicano saturado. Interjet, junto con sus competidores Grupo Aeroméxico SAB y Controladora Vuela Cía. de Aviación, el operador de Volaris, creció a tasas “explosivas” durante 2013 y 2014, dice el analista del Grupo Bursátil Mexicano Mauricio Martínez. Durante algunos años, eso funcionó bien para las aerolíneas, ya que los costos de combustible eran bajos y la demanda era alta, una tendencia que comenzó a revertirse en 2017, dijo Martínez.

“El mercado se saturó y algunas rutas empezaron a perder rentabilidad”, explicó.

La noticia del lunes de que el presidente entrante, Andrés Manuel López Obrador, canceló un proyecto aeroportuario de US$13.000 millones que tenía por objeto aliviar la congestión en las actuales instalaciones en Ciudad de México, también afectará negativamente a la aerolínea, dicen los analistas de Morgan Stanley en una nota.

La noticia tiene “implicaciones negativas de crecimiento a largo plazo” para todas las aerolíneas, escribieron los analistas de Morgan Stanley liderados por Josh Milberg, señalando que Interjet y Aeroméxico podrían estar en peor pie, ya que tienen una mayor exposición en Ciudad de México.

Un ambiente desafiante ha perjudicado las ganancias de las tres aerolíneas, pero Martínez dice que Interjet podría tener más dificultades para recuperarse. Los contratos de arrendamiento de la aerolínea son en dólares estadounidenses, al igual que parte de su deuda.

“Una depreciación del peso o un gran aumento en los precios de los combustibles podría ser peligroso para ellos”, dijo Martínez. “Al estar tan apalancados, estas cosas podrían ser la diferencia entre vivir o no”.

En enero, Bloomberg informó que Interjet había inmovilizado cuatro de los Superjets durante al menos cinco meses debido a retrasos en el mantenimiento del motor y que estaba reciclando piezas para mantener a otros aviones volando. En ese momento, Garza dijo que desarrollar la cadena de suministro de la aeronave había sido un proceso, pero minimizó la idea de que los aviones representaban un problema para la compañía.

Por Andrea Navarro – Yahoo, Bloomberg

Foto: Mattia De Bon – PITI Spotter Club