Aerolíneas

Japón toma medidas para frenar el alcoholismo en sus pilotos.

Los problemas con el alcohol de algunos miembros del sector de la aviación en Japón generan cada vez más preocupación en el país. Tanto es así, que el ministro de Transportes, Keiichi Ishii, comunicó que se iba a endurecer la legislación, sobre todo después de que la policía británica detuviese la semana pasada a un copiloto de la aerolínea Japan Airlines (JAL) con exceso de alcohol antes de emprender el vuelo de Londres a Tokio .

Según publicó la BBC, Katsutoshi Jitsukawa, de 42 años, que trabaja para Japan Airlines, fue arrestado el 28 de octubre tras fallar en una prueba de aliento. Se descubrió que tenía 189 mg de alcohol por cada 100 ml de sangre en su sistema, aunque el límite legal para un piloto es de 20 mg.

Por su parte, medios japoneses informaron que la noche anterior al vuelo el piloto había bebido dos botellas de vino y casi dos litros de cerveza, lo que excede ampliamente lo permitido en Reino Unido . No obstante, Jitsukawa superó sin problemas la prueba de alcoholemia de la aerolínea de bandera japonesa.

Según indicó el diario asiático Bangkok Post, bajo el sistema japonés actual, los miembros de la tripulación tienen prohibido beber hasta ocho horas antes de comenzar a trabajar, pero no existe una reglamentación que establezca un límite legal para el consumo de alcohol.

Sin embargo, al conductor de unos de los autobuses del aeropuerto le llamó la atención el fuerte olor a alcohol del japonés y alertó a la policía. Debido al incidente, el avión salió con retraso y con dos pilotos, en lugar de tres. Asimismo, el piloto reconoció ante los tribunales británicos que había bebido más de lo allí permitido.

El alcoholismo entre los tripulantes de Japón está generando polémicos titulares, situación por la cual el gobierno de Tokio se ha visto obligado a actuar y hoy anunció que endurecerá su normativa.

De todas formas, el caso de Jitsukawa no es una cuestión aislada. La aerolínea All Nippon Airways (ANA) ya ha tenido que disculparse por sus retrasos en la isla de Okinawa, porque uno de los pilotos no se sentía bien tras una noche que incluyó exceso de alcohol. Además, en otra oportunidad, un auxiliar de vuelo de JAL fue sorprendido llevando a escondidas una cerveza al baño durante un vuelo.

Aunque no brindó mayores precisiones, el ministro japonés prometió que se introducirá una normativa más estricta teniendo en cuenta los estándares de otros países. “Se hará todo lo posible para garantizar la seguridad aérea”, señaló.

Por La Nación