Aeropuertos

Servicios VIP de asistencia en aeropuertos, una nueva moda.

¿Cuánto estaría dispuesto a pagar por no tener que hacer colas en los controles de seguridad y aduanas en los aeropuertos? ¿Cien euros o tres mil quinientos ?

Agilizar este proceso se ha convertido en el objetivo principal de un número cada vez mayor de compañías de ‘airport concierge’ (servicio de asistencia en viajes) que ofrecen a viajeros frecuentes la posibilidad de ganar tiempo, ya sea a la salida o la llegada del aeropuerto.

Estas empresas de conserjería aeroportuaria constituyen un sector en rápido crecimiento. En tan solo los últimos tres años se han creado al menos diez compañías nuevas, dice Michael Holtz, propietario de SmartFlyer, una consultora de viajes global especializada en aeropuertos y aerolíneas. Su popularidad está creciendo gracias al incremento de la circulación aérea y al tiempo que pierden los usuarios haciendo trámites en los aeropuertos, afirma Holtz. “Si tienes prisa, odias esperar en colas largas o simplemente te quieres sentir como un VIP, estos servicios son para ti” concluye el empresario.

Por un precio que va de los 88 a los 3.500 euros, los pasajeros pueden reservar este servicio online, por teléfono o a través de agencias de viaje, y así acceder de forma preferente al control de seguridad, recibir ayuda para obtener el reembolso del IVA e incluso acceso a los salones privados. A diferencia del programa TSA Pre Check, estos servicios no requieren la participación de aerolíneas si no que se asocian con los aeropuertos para ayudar a agilizar el proceso de seguridad en las terminales.

Para Albert Herrera, vicepresidente sénior de Global Product Partnerships en el consorcio de agentes de viaje Virtuoso, las ventas de servicios VIP aeroportuarios todavía representan solo alrededor del dos por ciento de los 19 mil millones de euros de ingresos anuales de la compañía, aunque es cuatro veces más de lo que era hace dos años. “Los ‘airport concierges’ solían ser para celebridades o personas adineradas, pero ahora son para cualquiera que quiera una experiencia perfecta en el aeropuerto”, dijo.

Algunas de las compañías más importantes con este servicio son:

Royal Airport Concierge

Dónde opera: en más de 750 aeropuertos en todo el mundo. Opera en la mayoría de las principales terminales –JFK, Heathrow, Seúl, Riad, Ciudad de México, entre otros–, así como en lugares de vacaciones, como Cancún, Miami y Niza.

Cómo funciona: los viajeros tienen la opción de reservar diferentes niveles de servicio, pero el número exacto de niveles depende del propio aeropuerto. En el servicio más básico un agente de bienvenida acompaña a los viajeros desde el momento en que llegan al aeropuerto hasta que suben a su vuelo; reciben asistencia con el check-in y con el equipaje de mano. Quienes reservan el nivel medio pasan más rápidamente por los controles de seguridad e inmigración en la mayoría de los países. El nivel de servicio más alto incluye un viaje en una limusina hasta el avión, y la entrada a una suite privada en la terminal que cuenta con servicios complementarios, como un bar de primera, una amplia variedad de alimentos con caviar, duchas, una oficina e incluso disponen de un mayordomo .

El precio: desde 88 euros por persona para el servicio más básico hasta unos 660 euros para el servicio todo incluido.

Blacklane PASS

Dónde opera: no es tan grande como el Royal Airport Concierge; se encuentra en 500 aeropuertos en todo el mundo, pero opera en muchas de las mismas terminales, incluidas las de París, Nueva York, Roma, Pekín y Dubái.

Cómo funciona: los clientes de Blacklane PASS reciben un servicio de acompañamiento estándar que los hace pasar más rápido por los controles de seguridad, aduanas e inmigración; les llevan el equipaje, y les ayudan a procesar las devoluciones de IVA.

El precio: 88 euros por persona, ya sea para salidas, llegadas o conexiones. Los niños menores de dos años no pagan.

Asia Fast Track

Dónde opera: en más de 300 aeropuertos de Asia Pacífico, África y Oriente Medio.

Cómo funciona: los clientes de Asia Fast Track son acompañados en todos los pasos de su proceso de llegada o de salida.

El precio: entre 87 y 262 euros por persona, ya sea para llegadas, salidas o conexiones, y según el aeropuerto y el nivel de servicio reservado.

The Private Suite

Dónde opera: en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles y próximamente en John F. Kennedy de Nueva York.

Cómo funciona: The Private Suite, que se lanzó en mayo de 2017, es quizás la oferta de servicio más completa del grupo pero también es la más limitada en sus operaciones. Como su nombre indica es un espacio que cuenta con 11 suites privadas, cada una con un sofá cama para dos personas, un baño, una despensa con bocadillos y personal a su disposición. Los viajeros que deseen pagar por el acceso también pueden aprovechar lujos como un control privado de seguridad, la gestión de los procesos de inmigración y aduanas, y transporte a su avión en un sedán de la serie 7 de BMW.

El precio: 3.245 euros para vuelos nacionales y 3.500 euros para vuelos internacionales, que cubren hasta cuatro pasajeros por reserva. Los viajeros frecuentes pueden ser miembros del club por 3.950 euros al año.

Por Bloomberg – La Vanguardia