La Industria

General Electric ve la luz; Sin embargo, está en riesgo su negocio aeronáutico.

General Electric (GE) está viendo la luz al final del túnel, luego de un 2018 con serios problemas económicos, ya que el valor de sus acciones subieron hasta un 3.16 por ciento a 8.49 dólares por acción luego del anuncio de que Apollo Global Management compraría su división de aeronáutica.

El administrador de activos alternativos, con sede en Nueva York, se reunió con prestamistas para obtener alrededor de 30 mil millones de dólares en financiamiento para comprar GE Capital Aviation Services, que podría valer hasta 40 mil millones de dólares, informó Bloomberg el viernes, citando fuentes familiarizadas con el tema.

No hay acuerdo sólido y GE puede optar por mantener el negocio, lo que ha atraído el interés de otros compradores potenciales, indicó el sitio del noticias.

La unidad de arrendamiento, conocida como GECAS, es una compañía de arrendamiento de aviación comercial irlandesa-estadounidense y los arrendadores de aviones más importantes del mundo por el número de aviones. GECAS posee o presta servicios a una flota de casi 2 mil aviones , según el sitio web de la compañía.

Una venta recaudaría un capital considerable para GE con escasez de efectivo. Wall Street ha cuestionado a la icónica empresa industrial estadounidense sobre su liquidez. Goldman Sachs dijo en noviembre que el brazo de préstamos de General Electric, GE Capital, tiene que cubrir una brecha financiera de 20 mil millones de dólares.

Para aumentar la confianza de los inversionistas, la administración de GE ha acelerado los esfuerzos para reducir la deuda mediante la venta de activos.

En noviembre, GE anunció planes para acelerar los esfuerzos para vender una participación de 4 mil millones de dólares en el proveedor de servicios de campos petroleros Baker Hughes.

Además, su división de finanzas, GE Capital, vendió una cartera de financiamiento de equipos de atención médica de mil 500 millones de dólares al prestamista estadounidense TIAA Bank.

Y el mes pasado, General Electric dijo que su unidad digital vendería una participación mayoritaria en ServiceMax , un proveedor de software, a la firma de capital privado Silver Lake.

GE también está tomando medidas para escindir su unidad de atención médica para reducir su enfoque en la construcción de motores a reacción y equipos de potencia.

GE tuvo un año difícil en 2018, perdiendo más de la mitad de su valor, pero entró en el nuevo año con un rally de monstruos, un 6.25 por ciento hasta ahora.

Por Abrahami Jaramillo – Merca 2.0