Aeropuertos

México: Aerolíneas y aeropuertos afirman que no hay problemas con el abasto de combustible.

El pasado martes, Rodrigo Pérez-Alonso, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), declaró vía Twitter que ha habido desabasto de turbosina —el combustible de los aviones— en al menos tres terminales de México, por los problemas que vive el país en el transporte de las gasolinas.

Sin embargo, al menos tres de las principales aerolíneas mexicanas y dos de los grupos aeroportuarios afirman que mantienen la operación de sus vuelos sin que hasta el momento haya problemas con el abasto de turbosina a sus aeronaves y terminales. Aeroméxico, Volaris y VivaAerobus, Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) y Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) informaron a Expansión que ninguna operación ha resultado afectada.

“La operación se mantiene normal sin que existan reportes de desabastecimiento a nuestras aeronaves en los aeropuertos en los que operamos en el país”, señaló Aeroméxico.

“Hasta el momento, las operaciones de VivaAerobus no se han visto afectadas por el suministro de turbosina. Estamos muy pendientes de las notificaciones de las administraciones de los aeropuertos y autoridades correspondientes para prever y advertir a nuestros usuarios, en caso que se presente una situación de restricción de combustible”, respondió la aerolínea de bajo costo.

Tras la declaración de la Canaero, Volaris agregó que trabaja directamente con Aeropuerto y Servicios Auxiliares (ASA) —el organismo encargado de proveer la turbosina— para evitar contratiempos.

En las terminales aeroportuarias tampoco hay señales de falta de combustible, dijeron Asur y GAP. La primera de estas empresas, que opera nueve aeropuertos, como el de Cancún, señaló que no ha “tenido afectaciones operativas sobre el tema”.

Los aeropuertos de GAP también trabajan con normalidad. De acuerdo con la empresa, no hay cancelaciones o postergaciones de vuelos. “De hecho sí han seguido surtiendo turbosina, hoy en la mañana se recibió la turbosina en todos nuestros aeropuertos, como estaba programado”, mencionó en un correo electrónico.

El suministro de turbosina está a cargo de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), que a su vez depende de la SCT. Expansión buscó a ASA sin tener respuesta hasta el momento.

Por Ana Valle y Adrián Estañol – Expansión