Aerolíneas

Turbulencias para las aerolíneas de Estados Unidos por la caída de los precios.

Nuevo aviso para navegantes de un sector cíclico. En esta ocasión, de los grandes grupos de aerolíneas de Estados Unidos, en plena incertidumbre por la desaceleración del crecimiento económico a nivel global.

American Airlines recortó este jueves sus perspectivas de incremento de los ingresos para el cuarto trimestre de 2018 por la caída de los precios. La compañía alertó de que elevará la cifra de negocio un 1.5% respecto al mismo periodo del año anterior, el ritmo más modesto del rango que tenía proyectado y que iba hasta un incremento del 3.5%, y también rebajó el optimismo de cara al beneficio del conjunto del ejercicio y con vistas al que acaba de arrancar.

La advertencia llevó a sus acciones a caer más de un 10% durante la sesión –tras un nefasto 2018 en el que extendieron las pérdidas hasta el 38%– y arrastró al resto del sector, sobre el que pesaba ya un recorte similar, lanzado por Delta Airlines hace tan solo unos días por las mismas razones: dudas sobre la demanda y sobre la capacidad para sostener las tarifas ante un coste del combustible que, aunque se ha recuperado, sigue por debajo de los niveles de hace un año.

El desplome “podría leerse como un hueco de agotamiento bajista que establezca un suelo definitivo a las caídas”, según explica Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader. Sobre American Airlines existe una operativa en el portal de inversión y forma parte del Eco30, el índice internacional de ideas de calidad de elEconomista.

Por Daniel Yebra – Economía Hoy