Aerolíneas

Un Brexit sin acuerdo podría dejar en tierra a cinco millones de viajeros.

Las aerolíneas que operan en Reino Unido lo han apostado todo a que habrá acuerdo para el Brexit con la Unión Europea. De no ser así, la falta de información a los viajeros y la creación de nuevas rutas para 2019, no garantizadas en el caso de que se llegue al no deal, podrían dejar en tierra a hasta cinco millones de viajeros que quieran desplazarse hasta el continente.

British Airways, Ryanair, EasyJet, Jet2… ninguna de ellas ha informado a sus pasajeros de lo que podría ocurrir si finalmente se llega al peor escenario posible el próximo 29 de marzo. La UE ha garantizado que todas las rutas existentes durante el año pasado podrán seguir funcionando con normalidad para evitar el colapso que supondría bloquear una de las arterias aéreas de Europa, pero las aerolíneas han optado por crear nuevos vuelos para satisfacer la alta demanda a pesar de saber que éstos podrían quedarse en tierra.

Ahora, la IATA, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, ha cargado contra las compañías aéreas por no informar correctamente a los alrededor de cinco millones de viajeros que podrían verse afectados. “La falta de advertencias a los pasajeros sobre lo que podría suceder es alarmante”, asegura en The Times Rory Boland, editor de ‘Which? Travel’ una de las revistas más importantes de viajes de Reino Unido. “Es su trabajo decírselo, si fuesen más de cara le darían a sus clientes la información para protegerse a sí mismos”.

De todas las aerolíneas que operan entre el continente y Reino Unido, tan solo la húngara Wizz Air ha intentado advertir de los riesgos que entrañaría una salida sin acuerdo, como por ejemplo que para poder viajar será necesario tener un pasaporte que no caduque durante los siguientes seis meses.

El Consorcio Internacional de Aeropuertos ya ha asegurado por su parte que una limitación en las rutas entre Reino Unido y la Unión Europea “resultaría en última instancia en la pérdida de 93.000 nuevos vuelos y cerca de 20 millones de pasajeros”. Desde la IAPA lo ven como “un enorme paso atrás para todos los consumidores europeos”, y piden que se alcance un acuerdo al respecto lo antes posible para que el sector pueda organizarse cuanto antes.

“El hecho de que se protejan los actuales niveles de tráfico aéreo incluso aunque lleguemos a un escenario de Brexit duro es una buena noticia, pero con solo dos meses por delante hasta que Reino Unido deje la UE no puede ser que las aerolíneas todavía no sepan exactamente para qué tipo de Brexit deberían prepararse”, reclama Alexandre de Juniac, director general de la IATA.

En caso de que se llegase al punto en que Reino Unido abandonase la Unión Europea sin un acuerdo y que esos cinco millones de pasajeros vieran cancelados sus vuelos, éstos tendrían derecho a un reembolso total del precio del billete.

Por su parte el Departamento de Transporte británico ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad acerca del tema: “Estamos comprometidos con garantizar que los vuelos entre Reino Unido y la UE continúen, igual que la Comisión Europea, que ya ha publicado una propuesta para asegurarse de que esto ocurra. Claramente muestra que en el caso de que no se llegue a un acuerdo estamos comprometidos a mantener una conectividad, por lo que esto debería bastar para permitir que las empresas y los particulares reserven y viajen con tranquilidad”.

Por Alberto Muñoz – El Mundo