Aerolíneas

Aerolíneas brasileñas aprovechan problemas de Avianca Brasil.

La tristeza de unos es la felicidad para otros. El dicho brasileño parece aplicar perfectamente al escenario actual de las aerolíneas que operan en el país suramericano.

Oceanair Linhas Aereas Ltda., que opera bajo la marca Avianca Brasil, solicitó acogerse a bancarrota en diciembre, y Gol Linhas Aereas Inteligentes SA es la acción de mejor desempeño en el Ibovespa este mes. Gol, la aerolínea más grande de Brasil por participación de mercado, subió 15 por ciento en febrero, mientras que el índice de referencia subió menos de 1 por ciento. Azul SA es el tercer operador más grande del país y ha ganado 4 por ciento en el mismo período.

“Seguimos creyendo que los problemas financieros de Avianca Brasil son en general positivos para la industria brasileña”, escribió el analista de Raymond James, Savanthi Syth, en un informe del 5 de febrero. Gol es el mayor beneficiario a corto plazo de los problemas de Avianca, mientras que Azul es potencialmente un mayor beneficiario en el mediano plazo, afirma Syth en otro informe del 12 de febrero.

Durante años, Avianca Brasil irritó a sus competidores locales, puesto que ganaba participación de mercado ofreciendo servicios de lujo a precios más bajos. La aerolínea privada, propiedad de José Efromovich, consolidó su posición como la cuarta aerolínea más grande a nivel nacional, ganando casi tres puntos porcentuales de participación de mercado entre 2015 y 2017, antes de perder algo de eso tras solicitar protección judicial contra los acreedores. Durante ese periodo, el número total de viajeros aéreos en Brasil también se expandió en aproximadamente 3 por ciento, a medida que la mayor economía de Latinoamérica sale de la peor recesión de su historia.

Ahora, Gol está a punto de beneficiarse al máximo de la reestructuración de deuda de Avianca Brasil, ya que aproximadamente 80 por ciento de las rutas de las dos aerolíneas son comunes, escribió el analista de Bradesco BBI, Victor Mizusaki, en una nota el mes pasado. A medida que los pasajeros desconfían de comprar boletos de Avianca Brasil, las acciones de Latam Airlines Group SA, las segundas más grandes del país, también están despegando. La aerolínea ha subido 10 por ciento desde el comienzo del año, el segundo mejor desempeño en el índice MSCI Chile.

Avianca Brasil anunció que descontinuará sus vuelos directos a Santiago, Miami y Nueva York desde Sao Paulo a partir del 31 de marzo. La compañía también está tratando de obtener financiamiento antes de la fecha límite de mediados de abril para mantener su flamante flota de aviones Airbus arrendados y sus codiciadas rutas nacionales, que se concentran entre las ciudades más concurridas de Brasil: Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia.

La historia de la recuperación judicial de las aerolíneas en Brasil no es alentadora. Varig, Vasp y PanAir desaparecieron del mapa después de caer en problemas crediticios.

Por Fabiola Moura y Vinícius Andrade – Bloomberg, Yahoo

Foto: Leonardo Mello