Aerolíneas

La UE dará más tiempo a Iberia para seguir operando rutas europeas pese al Brexit.

La Unión Europea prevé dar más tiempo a compañías como Iberia, cuya licencia de vuelo intraeuropea peligra con el Brexit, para que encuentren una solución que les permita seguir operando entre destinos europeos tras la salida de Reino Unido, cuando solo podrán hacerlo aerolíneas cuyo control efectivo y propiedad sean mayoritariamente europeos.

El Parlamento europeo y los Veintisiete inician la semana próxima las negociaciones para adoptar las medidas de contingencia para reducir los daños en el sector aéreo en caso de que fracasen las negociaciones para un divorcio ordenado y se produzca un Brexit caótico el próximo 29 de marzo. En los últimos meses, el Gobierno español ha intensificado sus contactos con la Comisión Europea para buscar una fórmula con la que resolver la situación, pero Bruselas ha mantenido que la solución debe llegar antes de la fecha del divorcio.

Sin embargo, la Eurocámara plantea dar a las compañías en esta situación un plazo adicional de un año para que las aerolíneas en esta situación presenten su plan (hasta marzo de 2020) y los Veintisiete han acordado este viernes defender en las negociaciones una prórroga de siete meses, es decir, hasta el 26 octubre de este año. De este modo, Iberia se asegura que dispondrá de más tiempo al coincidir los dos colegisladores en que se debe dar a las aerolíneas un periodo mayor para “adaptarse plenamente” a las exigencias comunitarias, aunque les tocará ahora pactar plazos comunes.

En el caso de la propuesta de los Veintisiete, los Estados miembros advierten de que para acogerse a esta excepción, las compañías aéreas dispondrán de dos semanas a partir de la entrada en vigor del Reglamento para presentar un plan “pormenorizado y completo” de las medidas que proyectan tomar para lograr esa adaptación a partir del 27 de octubre de 2019 a más tardar.

Las reglas comunitarias establecen que las licencias de explotación para vuelos dentro de la Unión Europea se asignen a compañías cuyo “control efectivo” recaiga sobre un Estado miembro o sus nacionales y que la “propiedad” del 50% más una de las acciones sea también europea.

El Ejecutivo comunitario tiene dudas de que la aerolínea Iberia -integrada en el holding IAG del que también son parte British Airways, Vueling y Aer Lingus- cumpla con estas exigencias de control y propiedad mayoritariamente española y ha pedido a las autoridades nacionales que aclaren la situación.

Condiciones para las aerolíneas británicas

En sus líneas rojas para el sector, los Veintisiete también contemplan, en línea con la Comisión, permitir que las compañías aéreas con licencia británica presten servicios básicos de transporte aéreo entre el Reino Unido y los países de la UE.

Estos derechos estarían supeditados a que Reino Unido otorgase derechos equivalentes y al respeto de condiciones que garanticen una competencia leal. El Consejo plantea que esta disposición se mantenga hasta octubre de 2019, a fin de asegurar la continuidad de los servicios públicos mientras las autoridades nacionales realizan las adaptaciones que requiere la nueva situación.

Quedarán autorizados, en determinadas condiciones, acuerdos limitados de código compartido y de arrendamiento de aeronaves, incluido el arrendamiento con tripulación.

Por EP – El Confidencial

Foto: Nelson Sousa