Aerolíneas

Las aerolíneas Latam y American Airlines retiran solicitud de JBA en Estados Unidos.

Tras haber logrado en Chile la aprobación con condiciones del Joint Business Agreement (JBA) -situación que de todos modos está siendo revisada por la Corte Suprema-, Latam y American Arilines comenzaron a mover sus fichas en el único país donde les resta lograr luz verde oficialmente: Estados Unidos.

Las compañías mantenían desde mayo de 2016 una solicitud para esta denominada fusión de rutas ante el Departamento de Transportes (DOT) de ese país, pero ayer decidieron pedir su retiro.

La solicitud conjunta busca tener la aprobación de esta operación de concentración para concretar la alianza que cubre las rutas entre el país norteamericano y la región.

Pese al tiempo transcurrido, la petición no había tenido mayor movimiento en el sistema, a la espera del pronunciamiento del DOT, lo que era concordante con que también se estaban tramitando otras autorizaciones, especialmente la de Chile, que el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (Tdlc) entregó en noviembre.

Sin embargo, en este tiempo la industria ha sufrido numerosos cambios, lo que deja a la solicitud original que hicieron Latam y American desactualizada en cuanto a las cifras y planificaciones que se dimensionaron sobre el mercado.

Esto fue el motivo principal para que Latam se decidiera a retirar el formulario ingresado en 2016 y reestructurarlo con nueva información.

Fuentes de Latam explicaron que se evalúo la situación y finalmente “corresponde actualizar la información sobre los importantes beneficios para los pasajeros”.

La idea sería volver a presentar el documento en las próximas semanas. Las mismas fuentes explican que “este trámite es un paso necesario para continuar avanzando con el proceso de aprobación por parte de las autoridades de Estados Unidos”.

Sobre el funcionamiento del DOT, expertos de la industria sostienen que hasta hace algunos años la institución no era tan rígida en la aprobación de esta clase de acuerdos, pero que ahora ha ido subiendo las exigencias. Así, incorporar dichos cambios, bajaría el riesgo de sufrir un rechazo de la solicitud.

¿En qué está el proceso?

En Chile la aprobación de los JBA entre Latam y American Airlines y con el grupo IAG, ahora está en manos de la Corte Suprema.

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) y otros intervinientes en el caso analizado en el TDLC recurrieron al máximo tribunal del país para intentar revertir su autorización con condiciones, ya que a su juicio no hay medidas que puedan compensar los riesgos que se generan al concentrar la operación de estas rutas.

A juicio de la FNE, las medidas propuestas serían “ineficaces, insuficientes, susceptibles de interpretaciones, difíciles de fiscalizar e, incluso, podrían generar distorsiones en los mercados afectados”.

El punto crítico está en si los riesgos son menores a los beneficios que podría producir, hecho que se debatirá en la Tercera Sala, la que recién está en la parte inicial del proceso.

Por Diario Financiero