Aerolíneas

Un avión de Air New Zealand se ve obligado a dar la vuelta ante la negativa de China a su aterrizaje.

Un vuelo de Air New Zealand ha sido forzado a regresar a su lugar de despegue, Auckland, mientras se encontraba a medio camino hacia Shangai después de que se descubriese que la aeronave no cumplía uno de los requisitos establecidos por el Gobierno chino para aterrizar en territorio chino.

“El vuelo NZ289 procedente de Auckland con destino Shangai ha vuelto a Auckland unas cinco horas después de despegar al descubrirse un problema que ha implicado que esa aeronave en particular no contaba con los permisos adecuados del Gobierno chino para aterrizar en su ciudad de destino”, ha explicado la compañía en un comunicado este sábado.

Por EuropaPress

Foto: Jonathan Rankin