La Industria

Boeing marcó récord en su valor, y va por más.

Las acciones de Boeing, la fábrica de aviones más grande del mundo, esta semana marcaron nuevos máximos en el valor de sus acciones y, según expertos, su comportamiento podría continuar en ascenso. En el Índice Dow Jones (DJI), el valor de sus papeles alcanzó ayer picos de casi US$ 429, y en lo que va del año es la acción con mejor rendimiento de este índice bursátil, que se ubica por encima del 30%, superando con amplia distancia a Apple y a Microsoft.

Sumado a esto, el día martes Boeing logró concretar su fusión con la compañía brasileña Embraer, la tercera fabricante de aviones a nivel global. Los accionistas de la brasileña aprobaron la venta del control de su división comercial a Boeing para la creación de una nueva empresa, en la que la norteamericana adquirió el 80% de su división de aviones comerciales por US$ 4.200 millones y tendrá el control total de la nueva sociedad.

Tras esta fusión, Boeing “podría acrecentar su participación en el mercado en aproximadamente 1,5% y 2%”, proyectó Martín Bertoni, de la consultora Carta Financiera. El incremento estimado se sumaría al 28% de participación que actualmente tiene la compañía en el mercado, en base a las ventas, que la ubica como líder mundial, seguida por la europea Airbus, con el 20%.

Según los registros, en 2018 Airbus superó por primera vez las 800 unidades vendidas en el segmento comercial, aunque Boeing le ganó sólo por seis aeronaves. “Distintos elementos parecen identificar a Boeing como el candidato a ganar la pulseada en los próximos años”, estima Bertoni, que indica en su análisis que entre ambas compañías constituyen el 82% de los aviones empleados por todas las aerolíneas del mundo.

Otro de los elementos que considera Bertoni a favor de Boeing es que la compañía estadounidense recibió esta semana una orden por 100 aviones de Vietnam Airlines, que actualmente tiene como principal proveedor a Airbus.

Además, respecto al segmento de aviones de defensa, Boeing está en negociaciones con el Gobierno alemán para la posible incorporación de su aeronave insignia a la dotación estatal, según indicó Bertoni. “Si bien el contexto actual exige ser prudentes antes de tomar posiciones de compra, Boeing es, sin dudas, una compañía para tener en el radar”, concluyó el especialista.

Por El Economista