Aeropuertos

Cancelación del NAIM: ¿Una oportunidad para Dallas Fort Worth?

Tras la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), los directivos de la terminal de Dallas Fort Worth (DFW) tuvieron una sensación agridulce: ésta significaba una gran noticia en el corto plazo para su terminal aérea aunque una amenaza para el futuro no inmediato.

“Estábamos preocupados de que una vez que entrara en funcionamiento el NAIM, con su mayor capacidad y la alianza estratégica Aeroméxico-Delta, nos dificultaría poder competir”, señaló John Ackerman, vicepresidente ejecutivo de Estrategia Global y Desarrollo del aeropuerto texano.

El Aeropuerto de Dallas se ha convertido en uno de los hubs principales en el sur de Estados Unidos, gracias a sus múltiples conexiones intercontinentales y a su privilegiada posición geográfica en el centro de aquel país. Para este 2019 esperan recibir más de 70 millones de pasajeros.

El equipo de Ackerman realizó un plan estratégico para analizar quiénes son sus competidores directos más importantes. En Estados Unidos, éstos son Miami y Los Ángeles, dos de los hubs más grandes de la Unión Americana.

En América Latina, fuera de Panamá, el gran reto consistía en cómo atraer a las aerolíneas que podrían verse tentadas a llegar al nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. “Lo veíamos como una amenaza significativa ya que algunos de los tráficos de conexión provenientes de América Latina y Asia podrían haber preferido llegar a la Ciudad de México, en lugar de a Dallas”, puntualizó.

Sin embargo, John Ackerman se sabe nervioso ante la cancelación del NAIM en México. En el corto plazo esto beneficiará a Dallas, pero a futuro podría ser un lastre que también los arrastre.

“Lo que es malo para México va a ser malo para Texas y para el DFW. Queremos que México triunfe”, señala. Recordemos que 5% del tráfico anual en la terminal texana proviene justamente de México y tan sólo American Airlines cuenta con 19 rutas entre distintas ciudades mexicanas y el aeropuerto de Dallas.

“México es muy importante para nosotros, por lo que necesitamos un país saludable: eso es bueno para nosotros en el largo plazo” finaliza.

Por A21