La Industria

B767: ¿La solución de Boeing pasa por resucitar un viejo avión?

Con los B737 MAX en tierra y en medio de una crisis global, Boeing presentará el nuevo 797 en el próximo Salón Aeronáutico de París, un modelo del que espera vender entre cuatro y cinco mil aparatos en los próximos 20 años. Sin embargo, mientras los flamantes nuevos aviones comienzan a volar (como pronto en 2024), el fabricante podría reiniciar su producción del 767 como respuesta al avance de Airbus.

Bimotor, con dos pasillos, capacidad para entre 210 y 300 pasajeros y una autonomía de vuelo de entre 7.100 y 11.800 km según la configuración, Boeing fabricó y vendió 1.200 de estos aviones de fuselaje ancho hasta 2012.

Aún en manos de muchas aerolíneas, la mayor parte de las aeronaves están envejecidas, con una edad promedio de 22 años y, sin embargo, siguen estando entre las favoritos de las compañías.

Según el portal especializado Simple Flying, la vuelta de este viejo conocido podría no ser una posibilidad tan remota.

Las aerolíneas adoran el B767

Las aerolíneas adoran el B767 debido a su utilidad en rutas cortas de muy alta densidad. En los EEUU, por ejemplo, conexiones como las que unen Chicago y Nueva York son algunas de las más habituales para este avión, que transporta hasta 250 pasajeros (50 más que el Boeing 737 más grande) en una configuración de dos clases.

Su doble pasillo, además, permite embarcar y desembarcar pasajeros mucho más rápidamente que los modelos de pasillo único como el B737 o el A320.

De hecho, algunas compañías, en lugar de jubilar sus viejos aviones de este modelo los están modernizando con las últimas comodidades como es el caso de Delta Airlines.

La aerolínea instaló sus nuevas suites Delta One en los B767-300ER equiparándolos así a otros aviones de su flota. Prevé utilizarlos en sus nuevas rutas transatlánticas.

United Airlines también está actualizando sus 767; según informó el portal instalarán nuevos asientos Polaris en una configuración 1-1-1 dirigidos a los numerosos viajeros de negocios que vuelan en sus principales rutas.

Un portavoz de la compañía aseguró que “nuestros aviones 767 se adaptan bien a las rutas en las que operamos; son seguros y tienen una buena economía de operación. Al invertir en la reconfiguración de estos aviones, les estamos proporcionando a nuestros clientes un gran producto”.

Sin embargo, la avanzada edad de estos aviones les conduce inexorablemente al retiro hacia los 30 años de vida y, con el B797 aún a años de convertirse en una realidad, muchas compañías no tienen más opción que decantarse por por otros modelos de Airbus. A no ser, claro, que Boeing reinicie su producción.

¿Resucitará Boeing el 767?

Según Simple Flying, pese a que Boeing concluyó la construcción de los modelos de pasajeros del 767 en 2012, aún sigue construyendo aparatos de carga –de los que fabrican alrededor de tres unidades al mes-, lo que significa que tanto las plantas como los componentes siguen vigentes y se cuenta con la experiencia y el conocimiento necesario.

Otra ventaja es que el avión ya está aprobado por la autoridad aeronáutica estadounidense, la FAA, por lo que no requeriría nuevas pruebas.

Los retrasos generados por la crisis tras los accidentes del B737 MAX también podrían conducir a las aerolíneas a demandar estos aviones en los próximos años.

Boeing nunca ha señalado su intención en retomar este programa. Entre los argumentos, la antigüedad de su diseño y el alto consumo de combustible por asiento, que no le permitiría competir con los nuevos modelos en el mercado, fabricados con materiales más ligeros y más eficientes en el consumo.

El vicepresidente de marketing comercial, Randy Tinseth, señaló expresamente en marzo del pasado año que no entraba en los planes de la compañía ‘resucitar’ el 767 en su versión para pasajeros.

Codiciado como carguero

Por otra parte, la creciente carga aérea de compañías como Amazon, FedEx y UPS están haciendo del Boeing 767 un modelo cada vez más codiciado.

El continuo crecimiento en el tráfico de carga aérea demanda nuevos aviones, especialmente 767-300ER eliminados del servicio de pasajeros, que toman nueva vida en un mercado que no para de crecer desde 2017.

Además de los aviones de pasajeros retirados, Boeing sigue fabricando nuevos modelos específicamente destinados a carga aérea, que encuentran su sitio entre los más grandes, como 747-400 y el 777-300F, pero también los 737 Classic y 737 NG de cuerpo estrecho.

Como un carguero de tamaño mediano, el 767 compite con el Airbus A330-200 y -300 y, en menor medida, el A300-600.

FedEx es, en gran parte, responsable de mantener la línea de producción del avión. Así, en junio de 2018, Boeing anunció un pedido de 24 aeronaves de carga, de las que 12 eran B767.

Por Cerodosbe