La Industria

El váter del avión dejará de hacer tanto ruido con esta nueva tecnología.

Si alguna vez has ido al cuarto de baño de un avión seguramente sepas de lo que hablamos. Si no es así, hemos de decirte que a la hora de tirar del váter en los aviones se crea un ruido espantoso; incluso, da la sensación de que nos va a tragar a nosotros también.

Pese a lo molesto de la situación nadie hacía nada para cambiarla. Hasta ahora, puesto que un grupo de expertos ha conseguido que estos váteres reduzcan drásticamente el ruido que emiten empleando tecnología.

¿Por qué hacen tanto ruido estos váteres?

Un grupo de físicos de la Universidad Brigham Young de los Estados Unidos se propuso abordar este curioso y molesto problema, según relata EurekAlert. No ha sido nada fácil, muestra de ello es que la industria no ha logrado mejorar los inodoros asistidos por vacío durante las últimas dos décadas.

Este ruido ensordecedor se genera porque los deshechos del váter viajan a una velocidad de casi 500 kilómetros por hora; esto es, casi la mitad de la velocidad del sonido. A esa velocidad, cualquier curva en una tubería o válvula genera un ruido significativo.

Un sonido que se percibe más aún en los aviones más modernos y silenciosos. Scott Sommerfeldt relata al medio citado que las aerolíneas siempre han tenido estándares para el ruido de los váteres; pero, nunca los han cumplido debido a la falta de presión.

Harán mucho menos ruido con esta tecnología

El equipo de expertos decidió centrarse en tres pilares para resolver el problema. El ruido inicial al iniciar el proceso de abrir la válvula de descarga; el ruido generado al abrirla completamente; y el ruido final relacionado con el cierre de ésta.

Los físicos decidieron instalar tuberías adicionales para aumentar la distancia entre la taza del váter y la válvula de descarga. También cambiaron la forma de la tubería del inodoro para que fuera una curva gradual en lugar de un ángulo de 90 grados.

Este nuevo diseño reduce el ruido hasta 16 decibelios durante el proceso de abrir la válvula; mientras que, se reduce entre 5 y 10 decibelios cuando la válvula está completamente abierta. Así, consiguen que los inodoros hagan la mitad de ruido que los actuales.

El grupo de investigadores ya ha presentado tres patentes sobre este nuevo váter. Actualmente trabajan con un socio de la industria para que su producto llegue al mercado. Lo mejor de todo es que el sistema funciona con inodoros ya instalados en aviones; basta con retirar una pieza y cambiarla por otra. No es necesario si quiera tocar las válvulas o el tazón.

Esta nueva tecnología asistida por vacío también podría emplearse en otros medios de transporte, como cruceros y trenes. Si dentro de unos años notas que el váter del avión ya no hace tanto ruido, deberías agradecérselo a estos físicos. Quizás, hasta los niños pequeños puedan ir al baño sin tener miedo a ser devorados por el inodoro.

Por El Español