La japonesa ANA vuelve a ‘viajar en el tiempo’ con pasajeros que celebrarán el Año Nuevo dos veces.

No es el guion de alguna película de ciencia ficción, se trata de un peculiar hecho que sucede durante cada 31 de diciembre y 1 de enero, que es aprovechado por algunos pasajeros de las aerolíneas, quienes buscan celebrar el Año Nuevo dos veces.

Sin necesidad de la máquina del tiempo del doctor ‘Emmet Brown’, el vuelo NH 106 de All Nippon Airways (ANA), que despegó a las 12:05 a.m. del 1 de enero de 2020 desde Tokyo, aterrizó en la ciudad de Los Angeles el 31 de diciembre de 2019 a las 17:00 p.m. (hora local).

Y aunque suene extraño, tiene una explicación simple que guarda relación con el movimiento de rotación de la Tierra y la forma como asignamos los diferentes husos horarios.

Resulta que entre la costa de Asia y la costa oeste de Estados Unidos, a lo largo del Océano Pacífico cruza la Línea internacional de cambio de fecha. Cualquier medio de transporte que atraviese esa línea desde Asia hacia América, tiene que retrasar la fecha por un día, es decir, ‘viaja en el tiempo hacia el pasado’.

Esto se debe a que la Tierra tiene un movimiento giratorio en dirección de oeste a este y los husos horarios acumulan una hora cada uno hasta llegar a las 24 horas, que significan un día más.

Otros viajeros que también celebrarán el Año Nuevo dos veces son los pasajeros del vuelo NZ40 que proviene de la ciudad de Auckland, en Nueva Zelanda con dirección a Papeete, en Tahití.

Por Peru21