La recomposición del directorio que vendrá en Latam Airlines tras el arribo de Delta.

El fin de semana reciente se selló el aterrizaje oficial de Delta, la aerolínea de mayor peso bursátil del mundo, en la propiedad de Latam Airlines, firma ligada a la familia Cueto.

Tras culminar con éxito el proceso de la Oferta Pública de Acciones (OPA) con una aceptación del 86,61% de las acciones de Latam, la línea aérea de bandera estadounidense se hizo con un 20% de los títulos de propiedad de la ex Lan Chile luego de pagar poco más de US$ 1.900 millones, el monto desembolsado más grande del año en una operación de compra en el mercado de capitales local.

Con lo anterior, las fuerzas del directorio de la aerolínea cambiarán. De no mediar futuras transacciones antes de la próxima junta de accionistas de abril y de acuerdo a la estructura de propiedad informada a septiembre reciente, si se suma la entrada de Delta con el 20% de la propiedad, el tablero quedaría más o menos así: Grupo Cueto (24,1%), Delta (20%), AFP (19,5%), Qatar Airways (10%), familia Eblen (5,1%), Grupo Bethia (4,12%), familia Amaro (2,25%), otros inversionistas (14,3%).

Dado los nuevos porcentajes de propiedad, donde Delta elegirá a dos directores, distintas fuentes conocedoras de la compañía y del mercado apuestan a que del directorio de nueve personas (hasta ahora compuestos por cuatro provenientes de Costa Verde, el holding de inversiones de los Cueto donde también invierte la familia Amaro de Brasil; dos independientes, uno de Qatar Airways, uno de la familia Eblen y uno del Grupo Bethia) se mantendrá en dicho número.

Costa Verde cedería uno de sus cuatro directores. En ese sentido, la familia Amaro que tiene un 21,88% de este holding de inversión de los Cueto sería la que deje de tener a un representante. Fuentes del mercado estiman que es probable que Sonia Villalobos, histórica colaboradora de la familia brasileña, la única mujer de la mesa y la más reciente incorporación -llegó en agosto de 2018- sería la que abandonaría el directorio.

El segundo miembro de la mesa que saldría para darle un cupo a Delta sería Carlos Heller, dado que, luego de la OPA, Bethia no tendría las acciones suficientes para sostener a un miembro en el directorio, coinciden distintas fuentes del mercado consultadas. Si bien la familia Eblen tiene un paquete accionario similar a Bethia, tienen una relación histórica con los Cueto y pertenecen al mismo grupo privado que le compró la aerolínea al Estado, por lo que los Cueto le facilitan votos para que puedan alcanzar un director.

Pero estos no serían los únicos cambios. El histórico CEO y miembro del grupo que ha controlado a la firma aérea en su último cuarto de siglo, Enrique Cueto, postulará al directorio en la próxima junta de accionistas. Conocedores de la mesa de Latam apuestan a que el que saldrá para hacerle relevo será su hermano, Juan José.

En entrevista con Pulso, el CEO de Delta, Ed Bastian, recalcó sobre sus intenciones en la propiedad de Latam Airlines que “tener influencia es estar en el directorio y eso derriba un poco los muros en términos de permitir un mejor conocimiento de cuáles son las necesidades de la compañía y así podemos volver a Atlanta y tener una mejor idea de lo que podemos aprender, y así también tenemos un interés establecido en el éxito o el desempeño. Cuando venimos y creamos valor para cada uno, es bueno para las partes compartir los resultados”. Justificó que “la familia (Cueto) quiere que tengamos una influencia significativa dentro del directorio y pensamos que 20% es la cifra correcta de participación”.

Al ser consultado Bastian por si el perfil de los directores que propondrán serán funcionarios de Delta o chilenos, respondió: “No lo hemos discutido aún. Sé que hay algunas restricciones regulatorias sobre quiénes se pueden desempeñar como directores, lo que puede limitar lo que podamos escoger desde Delta, pero me encantaría tener a alguien de Delta que sea uno de esos directores y está en lo correcto, en cuanto a que probablemente (también sea) alguien de afuera, que sea de la industria, pero dentro del país como director”.

Por Juan Manuel Villagrán S. – La Tercera