Pakistán pide a la población que entregue los restos del avión siniestrado en Karachi que se hayan llevado de la zona.

Las autoridades de Pakistán han pedido este miércoles a los residentes de la zona de la ciudad de Karachi en la que se estrelló un avión la semana pasada que entreguen todos los restos que hayan recogido de la zona para facilitar las investigaciones en torno al siniestro, que se saldó con 97 muertos y dos supervivientes.

El equipo técnico de Airbus se ha desplazado durante la jornada al lugar del accidente, según fuentes citadas por la cadena de televisión paquistaní Geo TV, tras iniciar sus pesquisas el martes. Entre los principales objetivos está localizar la grabadora de voces de cabina (CVR) del aparato.

Por ahora han sido retirados de la zona la cabina, la cola y otras partes del aparato, que han sido trasladadas al aeropuerto de Karachi, mientras que los motores y el tren de aterrizaje serán llevado hasta allí durante los próximos días.

Abdulá Hafiz Jan, portavoz de la aerolínea Pakistan International Airlines, ha confirmado que la CVR no ha sido localizada –algo que sí ha pasado con la ‘caja negra’ que registra parámetros de vuelo– y ha agregado que podría haber caído en una de las viviendas del barrio de Model Colony.

Por ello, ha pedido a los residentes que lo entreguen si lo encuentran en su casa. “La CVR es importante para la investigación sobre el accidente de avión”, ha sostenido, antes de reclamar que entreguen a las autoridades todo aquel resto que se hayan llevado de la zona.

El avión se estrelló el 22 de mayo en una zona residencial cercana al aeropuerto de Karachi, destino final del vuelo. Dos pasajeros sobrevivieron al accidente, que se saldó con 97 personas muertas en la aeronave y que no provocó víctimas mortales en el lugar del impacto.

Muhamad Zubair, que sobrevivió al accidente, contó a una cadena de televisión local que el primer intento de aterrizaje del avión fracasó y que se estrelló cuando se disponía a repetir la maniobra. El primer ministro de Pakistán, Imran Jan, ha ordenado una investigación para determinar la causa del siniestro aéreo. Su Gobierno ha anunciado una compensación económica para las familias de las víctimas.

Pakistán reanudó el 15 de mayo los vuelos nacionales tras las restricciones impuestas por la pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuham. Los vuelos internacionales siguen suspendidos hasta final de mayo.

Por EuropaPress

1 Shares: