Alemania, Francia y Holanda se gastan más de 19.000 millones para el ‘rescate’ de las aerolíneas.

La crisis generada por el coronavirus ha provocado el frenazo del sector aéreo. Desde que se detectaron los primeros casos positivos de la enfermedad en Europa, las aerolíneas sufrieron una cascada de cancelaciones y una parálisis de su flota, que rápidamente se unió a las restricciones de movimientos que los diferentes gobiernos impusieron para contener la propagación del virus. Una situación que ha hecho mella en las compañías aéreas y las ha conducido al ‘rescate’ por parte de algunos gobiernos europeos.

En concreto, Francia, Alemania y Holanda se han gastado más de 19.000 millones de euros en un plan específico para salvar al sector de la quiebra: las previsiones apuntan a que el sector aéreo perderá casi 300.000 millones de euros y sufrirá una caída de sus ingresos del 55%, según IATA, la Agencia Internacional de Transporte Aéreo.

Merkel se gasta 9.000 millones

El Gobierno de Angela Merkel inyectará una ayuda pública de 9.000 millones de euros. Un programa que incluye 6.000 millones en participaciones y una garantía pública para un préstamo de 3.000 millones. El ‘rescate’ convierte al Estado alemán en el accionista mayoritario de Lufthansa, aunque sin influir en las decisiones de la compañía aérea.

La participación directa en la compañía aérea será del 20% y se hará mediante la suscripción de acciones en una ampliación de capital, aunque el Estado alemán puede aumentar su participación en Lufthansa un 5%, hasta el 25% del capital más una acción.

Macron rescata Air France

El presidente de Francia ha sacado la artillería pesada para salvar a la industria aeroespacial gala con un paquete de ayudas de 15.000 millones de euros. El plan del Elíseo incluye inversiones directas, subsidios y préstamos de los que Air France será el principal beneficiario, ya que las ayudas recogen el ya aprobado rescate a la aerolínea bandera francesa, que alcanza los 7.000 millones.

Emmanuelle Macron inyectará 4.000 millones de euros en créditos bancarios garantizados por el Estado galo en un 90%, mientras que los otros 3.000 millones se habilitarán como un crédito directo del Gobierno como accionista de la compañía, ya que tiene el 14% del capital.

Más de 3.000 millones para salvar KLM

El último en salir al rescate de su aerolínea bandera ha sido el estado holandés, que entregará un paquete de 3.400 millones de euros en préstamos estatales y garantías comerciales con el objetivo de hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus.

Holanda ha dado un paso adelante e inyectará 1.000 millones de euros en préstamos estatales y 2.400 millones en forma de garantías comerciales, aunque el Ejecutivo ha avisado este viernes que no descarta «la entrega de más soporte financiero si este primer paquete no es suficiente, ya que el impacto de la crisis del coronavirus en la aviación es peor de lo que se esperaba en un principio».

No obstante, las ayudas se entregarán con una serie de condiciones: reducción de un 15% de los gastos, bajada de los salarios de los cargos más altos de la empresa, renuncia a la entrega de bonos para directivos y cese del pago de dividendos.

Ryanair en pie de guerra

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair no aprueba las medidas que han lanzado los gobiernos europeos para salvar a compañías como Lufthansa o KLM de la quiebra, e incluso las califica de «ilegales» al distorsionar la competencia en el sector en plena crisis.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O´Leary, ya ha advertido a la Unión Europea de que podría recurrir a los tribunales para impedir que Francia, Alemania y otros países rescatasen a sus aerolíneas de bandera ante el impacto de la crisis del coronavirus.

Para Iberia también podría suponer un golpe puesto que no competirá en igualdad de condiciones con sus rivales europeos. El grupo IAG, en el que se integra la española junto a British Airways, no recibirá en principio ayudas estatales de los gobiernos de Reino Unido y España. El ejecutivo español está ultimando un plan para el sector desde hace un mes.

Y es que la crisis del coronavirus ha provocado el ‘crack’ del sector aéreo, ya que desde que empezó el confinamiento han quebrado 11 compañías aéreas.La primera víctima del impacto del covid-19 en el sector aéreo fue la aerolínea africana South African Airways, seguida de Air Mauritius, Avianca, LGW, Thai, Tame, Flyest y Latam a las que hay que sumar la solicitud de insolvencia de cuatro filiales de Norwegian.

Por Andrea Aguado Robles – Ok Diario

6 Shares: