España: Hasta dos horas de espera en el aeropuerto de Barajas para pasar controles.

Una fila kilométrica para un control 15 segundos. Ayer, la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas ofrecía dos caras. Fuera, cientos de personas agolpadas durante horas esperando a los suyos a la salida de la Sala 10, la única puerta de Llegadas operativa. Dentro, los viajeros de los contados vuelos internacionales alineados en una fila interminable esperando para acceder a la terminal.

“Nos han tenido esperando más de dos horas para medirnos la temperatura y para entregar un papel”, afirma Gino, procedente de Sao Paulo. Su vuelo de Latam es el primero en varios meses que aterriza desde Brasil, que estos días registra cifras récord de infectados y ya es el segundo país del mundo en contagios contabilizados. A la salida, algunos de los recién llegados se arrodillaban y simulaban besar el suelo.

Al final de la fila, dos agentes atendían a los pasajeros que procedentes de todos los puntos del globo. “Lo único que nos han hecho ver si teníamos fiebre con una cámara de televisión y recoger, sin mirarlo siquiera, el papel en el que se asegura que no hemos tenido contacto con personas infectadas por el virus y la dirección donde vamos a pasar la cuarentena”, explica Gino, que permanecerá los 14 días perceptivos en un pueblo de Andalucía.

“Si hubiera habido cuatro personas, la espera habría sido mínima”, añade Gino, que califica su aterrizaje en Madrid y el control sanitario recibido como “una broma”, aunque reconoce “nada como el caos que hay en el aeropuerto de Sao Paulo”.

Por José F. Leal – El Mundo

244 Shares: