Caos en aeropuerto de Londres, todos pegados y quejas porque nadie controla la distancia social.

En algún momento, la pandemia de coronavirus pone a todo el mundo en el mismo lugar. Por eso las imágenes se repiten y lo que hoy se ve en algunos países a los pocos días se observa en otros. Así, en los últimos días el Aeropuerto de Heathrow, en Londres, se vio desbordado por los turistas que se amontonaron sin que nadie loo ordenara.

Las imágenes publicadas en en la edición de este miércoles en el Daily Mail muestran a personas que se encuentran cerca una de la otra y usan máscaras faciales mientras esperan en una larga fila en la Terminal 2 del aeropuerto.

La entrada a la Terminal 2 del Aeropuerto de Heathrow se abarrotó de gente y el distanciamiento social desapareció, con largas filas de personas que se topan entre sí y ningún personal aeroportuario que controlara esa situación ni tampoco los ascensores.

El aeropuerto afirmó: “Tenemos una señalización clara en todo el aeropuerto y pedimos a los pasajeros que se mantengan a una distancia segura de los demás, y que las cubiertas faciales deben usarse en todo momento”.

Pero muchos usuarios de redes sociales denunció que el personal que debía estar encargado del control estaba en otros sitios de la terminal aérea, que es la puerta de acceso al Reino Unido. En las imágenes se ven escenas del Aeropuerto lleno de gente también en la Terminal 5.

“Bienvenido a Heathrow… Únete a la fila”, dijo otro usuario irónicamente mientras posteaba una imagen atestada de gente sin posibilidad alguna de encontrar la punta de la hilera.

El director ejecutivo de Heathrow, John Holland-Kaye, dijo anteriormente que el distanciamiento social no funcionará en los aeropuertos debido a la “falta de espacio”. En mayo, el jefe del Aeropuerto declaró al The Telegraph: “Olvídese del distanciamiento social: no funcionará en la aviación ni en ninguna otra forma de transporte público, y el problema no es el avión, es la falta de espacio en el aeropuerto”. Y parece que su pronóstico se hizo realidad.

Un portavoz del aeropuerto reconoció, en cambio, los problemas: “Somos conscientes de que algunos pasajeros llegan varias horas antes de sus vuelos, lo que no es necesario y eso causa algunos problemas de congestión”.

Por Clarín