Qatar Airways dejará de operar vuelos de pasajeros a la Argentina.

Las opciones del mercado aerocomercial en la Argentina continúan acotándose a medida que se extiende la paralización de la actividad. Aunque todavía no hizo el anuncio formal, la aerolínea Qatar Airways confirmó a medios especializados que dejará de volar su ruta entre Buenos Aires y Doha y que solo mantendrá su operación de carga en el país. Así, se suma a una lista de aerolíneas que tomaron decisiones similares, como Latam Airlines, Air New Zeland y Emirates, y reduce las posibilidades de conexión de la Argentina con Asia y otros destinos remotos.

“Tras una revisión de las operaciones, Qatar Airways ha anunciado la decisión de cerrar sus servicios desde Doha (DOH) al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini (EZE), Buenos Aires, Argentina, debido al impacto global en las aerolíneas y las condiciones negativas del mercado actual”, confirmó la empresa desde Doha a los portales Aviacionline y Sir Chandler.

La compañía aseguró que ya le comunicó la decisión a todos los empleados afectados y que está trabajando “con las partes interesadas y las autoridades pertinentes” para asegurarse “de que estén informados de este cierre”. La empresa operaba desde 2010 en la Argentina y tenía alrededor de 20 empleados en sus oficinas en el país.

“Nuestro enfoque ahora sigue siendo garantizar que los colegas que abandonen el negocio durante las próximas semanas sean tratados profesionalmente, con el mayor respeto y compasión en este momento difícil”, añadieron en el texto oficial.

De acuerdo con la información que dio la empresa al inicio de las restricciones al transporte aéreo dispuestos, Qatar Airways planeaba mantener sus operaciones en el país, pese a que ya en 2019 había registrado un declive en sus ganancias por la crisis económica generalizada. Además, en mayo anunció oficialmente un plan de expansión de su red global, con el objetivo de llegar a 80 destinos: 23 en Europa, cuatro en América, 20 en Medio Oriente y África y 33 en Asia-Pacífico.

Según voceros de la empresa, a principios de 2020 la demanda había comenzado a recomponerse en la Argentina, pero la crisis desatada por el Covid-19 le asestó un nuevo golpe y le significó una parálisis de su servicio de pasajeros, incluso en aquellos segmentos que mantenían su nivel pese a la crisis, como el corporativo. Cabe aclarar que la aerolínea catarí es fuerte en el traslado de ejecutivos entre la Argentina y países asiáticos.

Al momento de la interrupción del coronavirus, Qatar tenía un vuelo diario de Buenos Aires a Sao Paulo, desde donde conectaba a destinos de todo el mundo incluyendo Asia, Oceanía y África. Además, en los últimos meses la empresa había realizado algunos vuelos especiales, conectando a Buenos Aires con Doha vía Sao Paulo.

Sin embargo, y mientras en los últimos meses el resto de las aerolíneas comenzaban a reorganizar los itinerarios de vuelos para retomar las operaciones en septiembre -fecha ya descartada, pero que la industria tomaba desde abril como referencia para la reactivación- Qatar se mantuvo al margen y no dio pista de su plan de vuelos post pandemia.

La decisión de Qatar no es la primera que se da en este sentido. A fines de abril Air New Zealand anunció que no reanudaría sus operaciones en la Argentina, lo que eliminó los vuelos directos desde la Argentina hacia Oceanía, ya que era la única aerolínea que los ofrecía sin escalas. En junio Latam Airlines, la segunda empresa de mayor relevancia en el mercado local, solo por detrás de Aerolíneas Argentinas, también anunció su retirada y el cierre de sus oficinas tras 15 años de operación en el país.

Por Delfina Torres Cabreros – La Nación