Colombia: Reactivación de vuelos internacionales será del 20% en primera fase.

Luego del primer vuelo “inaugural” desde Cartagena, esta será la semana de reactivación de los vuelos internacionales en Colombia, que finalmente recibieron luz verde por parte del Gobierno Nacional para su despegue, después de casi cinco meses de cierre de fronteras debido a la propagación del Covid-19.

Te puede interesar: Colombia: Más de 30 aeropuertos nacionales ya tienen permiso para operar.

Esta primera fase se iniciará con cerca del 20 % de las frecuencias que se tenían antes de la pandemia, para evaluar la capacidad de reacción de los diferentes terminales aéreos que han sido aprobados para el reinicio de los vuelos: Bogotá, Cartagena, Rionegro y Cali.

Así lo explicó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, en una entrevista concedida a Colprensa, quien resaltó los lineamientos que tendrán estos vuelos y anunció una nueva fase para el desarrollo de los vuelos nacionales a finales de este mes.

¿Cómo avanza la reactivación del sector en medio de la pandemia del Covid-19?

Durante la primea quincena de septiembre se restablecieron todas las actividades con los respectivos protocolos de bioseguridad y esto permitió el restablecimiento del transporte aéreo doméstico, así como del transporte intermunicipal, ya no sometidos a planes pilotos. En este tiempo se han realizado 1.623 vuelos, en los que se han transportado 136.973 pasajeros. Hasta el 15 de septiembre los aeropuertos con mayor movimiento son Bogotá, Rionegro, Cartagena y Cali, seguidos de San Andrés, Santa Marta, Bucaramanga y Pereira.

Te puede interesar: Viva Air será la primera aerolínea que operará vuelos internacionales desde Colombia.

Hay que recordar que en esta primera parte son 16 aeropuertos los que han sido habilitados para el reinicio de esa reactivación gradual que se ha desarrollado con total normalidad, con cumplimiento estricto de los protocolos de bioseguridad aprobados por el Ministerio de Salud. De hecho ha habido noticias en casos donde se han tenido que activar los protocolos y este ha operado a cabalidad.

¿Cómo califican ustedes esta primera fase de los vuelos, teniendo en cuenta lo que usted dice de los casos en los que se han tenido que activar los protocolos?

Bastante positiva. La adopción del protocolo de bioseguridad garantiza que la actividad se pueda realizar, más no garantiza que no se presenten casos de personas con Covid, porque hay gente que es asintomática, por lo que hay que recalcar que es importante el uso del tapabocas, del gel antibacterial, todo lo que conlleva el protocolo. Tenemos que entender que estamos en un momento de distanciamiento individual responsable y no es que no se tenga riesgo, sino que si se toman los debidos protocolos se reducen esos riegos y eso es lo que nosotros hacemos, hacer un seguimiento de la forma en que se realizan estos protocolos para poder actuar si se presenta un caso.

Síguenos en GOOGLE NOTICIAS y mantente siempre informado.

El mensaje de los protocolos es que cuando el Ministerio de Salud los expide, es porque está tranquilo de que usted puede realizar la actividad de manera segura, obviamente si se mantiene la distancia en las salas de espera, si se usan los tapabocas todo el tiempo, por eso se dictan una serie de medidas para cumplir a cabalidad dentro de los terminales aéreos y los aviones, con el fin de minimizar riesgos.

Teniendo en cuenta que la reactivación ha sido positiva y los protocolos vienen funcionando de una manera acertada, ¿para cuándo se tienen pensado pasar a una segunda fase de los vuelos nacionales?

Hay una segunda fase que ya la ha mencionado la Aeronáutica Civil, donde se estarían reactivando los 31 aeropuertos que hacen falta y sería a partir del 26 de septiembre. Fundamentalmente es la conectividad regional, rutas directas entre regiones donde no hay forma fácil de llegar por vía terrestre o donde, inclusive, solo operan aerolíneas como Satena o EasyFly. Esto no se podía hacer hasta que no se realizaran todas las visitas de rigor que hizo la Aerocivil para garantizar que los aeródromos y los aeropuertos cumplen con los protocolos de bioseguridad.

Ya se dio luz verde para los vuelos internacionales. ¿Cómo se dará esta reapertura?

El Ministerio de Salud emitió el concepto a finales de agosto y estamos trabajando para definir esta primera fase gradual de conectividad. Allí se tuvieron en cuenta varios aspectos: primero, la libertad de los demás países; segundo, la capacidad de los aeropuertos para operar los vuelos con los protocolos de bioseguridad; y tercero, el interés de los operadores y las aerolíneas para ese restablecimiento. Teniendo en cuenta esto, la Aerocivil le solicitó a las aerolínea el pasado 9 de septiembre la intención de operar vuelos internacionales y estas tuvieron hasta el 12 para presentarlo y esta semana se está avisando cómo se distribuye el concepto de slots sanitarios, que es lo que nos permite balancear la capacidad de operar aeropuertos con el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

¿Finalmente cuándo arranca esta primera fase de vuelos internacionales, el 19 o el 21 de septiembre?

El 19 de septiembre en Cartagena tendremos dos vuelos de ida y vuelta, pero el lunes empieza esta primera fase, que involucra a cuatro aeropuertos: Cali, Rionegro, Bogotá y Cartagena, y se pueden efectuar vuelos dentro del hemisferio, es decir, a Estados Unidos, México, República Dominicana, Brasil, Ecuador, Bolivia y Guatemala. En este momento seguimos visitando los demás aeropuertos internacionales con Migración Colombia, porque la capacidad de los slots involucra también la capacidad de recibir viajeros, de manera que se eviten congestiones; y se seguirá evaluando los otros destinos en la medida en que las condiciones de apertura de las fronteras así lo permitan.

Se había anunciado con anterioridad que los vuelos podían arrancar, más o menos, el primero de septiembre. ¿Por qué la demora?

La razón por la que nos demoramos es porque tocaba hacer ese ejercicio en los aeropuertos y los países de destino, y también que el Ministerio de Salud expidiera el protocolo de bioseguridad con los nuevos lineamientos para el ingreso de los viajeros internacionales. Ese protocolo fue adoptado el lunes pasado e involucra la exigencia de la prueba negativa de Covid-19 PCR, máximo con 96 horas de antelación de embarque. También presenta detalles de cómo operará Migración Colombia, las recomendaciones antes, durante y después del vuelo. Sin embargo, lo más importante allí es la exigencia de la prueba, esa es la gran diferencia con los vuelos nacionales, en los demás casos son operativos.

¿Por qué se eligió a Cartagena para iniciar con los vuelos internacionales el 19 de septiembre?

Porque el Alcalde de Cartagena llevaba dos meses solicitando al Gobierno Nacional la apertura de vuelos internacionales y obviamente por la importancia que tiene el sector turístico, de eso vive Cartagena, entonces se acordó iniciar de una manera simbólica por esta ciudad y es además la forma de mandar un mensaje sobre la importancia del restablecimiento gradual de turismo con los debidos protocolos de bioseguridad.

¿Cuántos vuelos y cuántas frecuencias se tendrán en esta primera fase de reapertura?

La información exacta de aerolíneas y rutas la estará dando la Aeronáutica Civil en estos días, lo que entiendo es que son las aerolíneas que venían operando vuelos en la medida en que los slots lo permitan para los países que estamos anunciando. Vamos a encontrar probablemente las mismas aerolíneas que operaban, salvo que los slots no lo permitan. Este ha sido un proceso muy juicioso y la idea es que en aquellas rutas donde hay un solo operador se mantenga la conectividad y otros destinos donde hay varios operadores, se garantice la competencia, de eso se trata.

¿Qué tanto se va a reducir el número de frecuencias?

El número será mucho menor, el estimado que tenemos es que sería máximo el 20 % de la operación que se tenía con anterioridad al Covid, porque lo que estamos nosotros es midiendo la capacidad de procesar los vuelos sin que se generen congestiones, ni al ingreso ni a la salida ni en el procesamiento de las personas en el aeropuertos. Va a ser muchísimo menos de lo que tradicionalmente se tiene, estimamos que nos sea más allá del 20 %.

¿Qué estimación tienen de la reactivación?

La verdad es muy difícil de estimar, sólo puedo contar lo que vemos en los países. Hay muchos países que nunca cerraron los vuelos, hay otros que los reactivaron y hay otros que los están reactivando. Lo que hemos encontrado es que en realidad no va más allá de una demanda del 10 % al 12 %, eso es lo que estamos viendo, la gente viaja más por necesidad o porque se va a estudiar o porque va a trabajar, pero en realidad estamos viendo es que es una reactivación muy gradual por la misma demanda de los usuarios.

Para los vuelos internacionales se van a pedir pruebas PCR. ¿Será para los que salen como para los que entran al país?

Solamente se exige en el protocolo el requisito de la prueba para los viajeros que ingresen a Colombia. Lo que exigirán las aerolíneas para los pasajeros que salgan, además de cumplir los protocolos de bioseguridad, será lo que exijan en el país de destino. Hay países de América Latina que exigen prueba de Covid, pero este será un requisito que tendrá que verificar la aerolínea, de acuerdo con las exigencias que tengan los demás países.

¿Cuándo estiman que nos puede llevar esta primera fase de reapertura?

Lo que le puedo decir es que la Cancillería está conversando con algunos países de Europa para mirar cómo serían las conexiones, no estimó que antes de 15 días podamos hablar de nuevos destinos, pero podría ser. Lo importante, como digo, es que esta primera fase va a ser gradual y progresiva, como está siendo la reactivación en Colombia. Con la prueba negativa de Covid el Ministerio de Salud tiene la tranquilidad de que se puede restablecer de manera gradual la conectividad internacional, pero como digo, es una conectividad limitada y gradual, mirando cómo tenemos la capacidad operativa de administrar los vuelos de manera segura y seguir cumpliendo con los protocolos de bioseguridad.

Con este tema de los vuelos, sigue rondando en la opinión pública el tema del rescate a Avianca por parte del Gobierno Nacional. ¿Qué análisis hacen ustedes desde la cartera?

Lo que he reiterado en los medios de comunicación es que según el estudio público de Fedesarrollo el 45 % de la conectividad interna de Colombia la hace Avianca, donde se refleja que si desapareciera Avianca le tomaría por lo menos cinco años al país reconectar esa conectividad. No solo por el número de aviones sino por la forma en que opera la aerolínea, recogiendo la demanda en Bogotá. Ninguna aerolínea de bajo costo tiene la capacidad en este momento de decir que compra sus aviones o toma el leasing de sus aviones, empezando por no hay recursos de liquidez para este sector.

Ahora, la posición del Ministerio de Hacienda es que estaba dispuesto a apoyar a las aerolíneas si estas estaban dispuestas a reestructurarse como en todo el mundo se están reestructurando, por ess también estamos en conversaciones con EasyFly, que también se encuentra en un proceso de reestructuración. Ahora estamos esperando la decisión del juez, estamos interponiendo los recursos necesarios, porque si no está Avianca Colombia estaría en un nivel de conectividad similar al que se presentó durante la huelga de la aerolínea.