Airbus crea nuevos conceptos de aviones de cero emisiones que podrían entrar en servicio para 2035.

Airbus ha revelado tres conceptos para el primer avión comercial de cero emisiones que podría entrar en servicio en 2035 y que exploran diversas vías tecnológicas para liderar el camino de la descarbonización en la industria aérea, reseña EuropaPress.

Te puede interesar: Airbus se inspira en el vuelo de las ocas para reducir el consumo de carburante.

Los tres están basados en el hidrógeno como fuente de energía primaria, una opción que Airbus considera “excepcionalmente prometedora” como combustible de aviación limpio y que es probable que sea la opción para una industria más limpia.

El consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, ha señalado que se trata de un “momento histórico” para el sector de la aviación comercial y ha mostrado su convicción de que el uso del hidrógeno “tiene el potencial de reducir significativamente el impacto de la aviación en el clima”.

Te puede interesar: KLM y TU Delft realizan con éxito el primer vuelo del modelo a escala del Flying-V.

El primero de los tres conceptos se trata de un diseño con turbofán para aviones de entre 120 y 200 pasajeros con alcance de más de 2.000 millas náuticas. Los aparatos serían capaces de realizar operaciones transcontinentales y estarían propulsados por un motor de turbina de gas modificado que funciona por combustión de hidrógeno, en lugar de utilizar combustible de avión. El hidrógeno líquido se almacenará y distribuirá usando tanques ubicados detrás del mamparo presurizado trasero.

El segundo es un diseño con turbohélice, para aviones de hasta 100 pasajeros, que utiliza un motor turbohélice en lugar de turbofán, propulsado también por combustión de hidrógeno en motores de turbina de gas modificados, lo que les permitiría viajar más de 1.000 millas náuticas.

El último es un diseño con cuerpo de ala mixta de hasta 200 pasajeros en el que las alas se fusionan con el cuerpo principal de la aeronave y con un alcance similar al del concepto que utiliza turbofán. El fuselaje, excepcionalmente ancho, permite múltiples opciones para el almacenamiento y distribución del hidrógeno, así como para la configuración de la cabina.

“Estos conceptos nos ayudarán a explorar y a madurar el diseño y la configuración del primer avión comercial con cero emisiones neutro para el clima que nos proponemos poner en servicio de aquí a 2035”, ha afirmado Faury Faury.

Airbus destaca que para hacer frente a estos retos en las operaciones diarias, los aeropuertos van a requerir importantes infraestructuras de transporte y repostaje de hidrógeno. Para ello, será necesario el apoyo de los gobiernos, incrementando la financiación de la I+T y de la digitalización, e implantando mecanismos para fomentar el uso de combustibles sostenibles y la renovación de las flotas de aviones que permitan a las aerolíneas retirar antes los aviones más antiguos y menos respetuosos con el medio ambiente.

También te puede interesar