La debacle del 737 Max, uno de los errores corporativos más caro de la historia.

Tras 20 meses de inactividad, el 737 Max recibió este miércoles la autorización de la FAA para volver a volar, pero los crecientes costos de Boeing se han disparado a decenas de miles de millones de dólares. Eso significa que los repetidos descuidos de seguridad y la mala gestión del fabricante de aviones no sólo fueron trágicos, sino que también se encuentran entre los errores corporativos más caros de la historia.

Te puede interesar: Lo que significará para los pasajeros el regreso del Boeing 737 MAX.

Financieramente, Boeing continúa pagando un alto costo para asegurar la seguridad de los futuros pasajeros del 737 Max, reseñó Chris Isidore de CNN.

Los costos directos

Boeing ha detallado unos 20 mil millones de dólares en costes directos de la puesta a tierra: 8.600 millones de dólares en compensación a los clientes por tener sus aviones en tierra, 5.000 millones de dólares por costos inusuales de producción, y 6.300 millones de dólares por el aumento de los costos del programa 737 Max.

Te puede interesar: American Airlines planea dar tours al 737 Max para convencer a los pasajeros de que el avión es seguro.

La compañía también gastó casi 600 millones de dólares en almacenamiento de aviones, entrenamiento de pilotos y actualizaciones de software que no están incluidas en el cálculo de costos generales de la compañía. También estableció un fondo de compensación para las víctimas de 100 millones de dólares, que tampoco está incluido en los 20.000 millones de dólares de costos estimados de Boeing.

Así que los costes de la puesta en tierra del Max ascienden a un total de 20.700 millones de dólares.

La responsabilidad legal de Boeing casi seguro que se sumará a ese costo. Los informes publicados muestran que las familias de las primeras 11 víctimas que llegaron a un acuerdo con Boeing recibieron al menos 1,2 millones de dólares cada una. Eso significa que el costo total es probable que supere los 500 millones de dólares.

Los costos de los intereses también se están sumando. Boeing pidió prestado miles de millones de dólares a un tipo de interés del 5% para seguir construyendo aviones 737 Max que no puede entregar. La compañía construyó 450 Max durante los últimos 20 meses, pero no ha entregado ni un solo avión en ese período de casi dos años.

Sólo la mitad se entregará el año que viene, y algunas entregas se extenderán hasta el 2023. Boeing no obtiene la mayor parte del dinero de una venta hasta que el avión es entregado a la aerolínea, por lo que el interés se acumulará – tal vez en unos 3 o 4 mil millones de dólares, dijo Chris Denicolo, analista de crédito aeroespacial de Standard & Poor’s.

Lo que está claro es que los 20.700 millones de dólares en costes que Boeing ha detallado es sólo el punto de partida. Bank of America sitúa los costes en más de 25.000 millones de dólares.

“Va a ser más de 20 mil millones de dólares. Pero es difícil decir cuánto más va a ser”, dijo Denicolo.

Pérdida de ventas

Si el daño financiero del 737 Max permanece en el rango de los 20 mil millones de dólares, eso no lo pondría en la carrera por el error más caro de una compañía. Volkswagen ha gastado 32.000 millones de euros, o 38.000 millones de dólares, en su escándalo de engaño de emisiones. El error más caro hasta la fecha es el costo de 68.000 millones de dólares para BP por la explosión y el derrame de petróleo de 2010 en Deepwater Horizon.

Pero BP perdió pocas o ninguna venta debido a Deepwater Horizon, y VW sólo sufrió una pequeña pérdida de ventas a corto plazo por el escándalo de las emisiones. Por el contrario, está claro que Boeing ha sufrido una enorme pérdida de ventas a raíz de la puesta a tierra del 737 Max.

Debido a la inmovilización, Boeing perdió los gastos de cancelación que se habían escrito en sus contratos de venta de los pedidos del 737 Max. A medida que la pandemia del Covid-19 hizo caer la demanda de viajes aéreos, las aerolíneas han comenzado a aprovechar la política de cancelación gratuita, anticipando que no necesitarán nuevos aviones durante varios años.

Boeing había revelado 448 pedidos cancelados para el Max en lo que va de año, en comparación con sólo nueve para sus otros modelos. Además, ha reducido otros 782 pedidos de su cartera de pedidos de 737 Max porque cree que esos pedidos ya no son lo suficientemente seguros como para confiar en ellos. Al menos en algunos casos esos pedidos inciertos de aviones son jets que los clientes de las aerolíneas han dicho que ya no quieren.

Un 737 Max se vende normalmente por unos 55 millones de dólares, o la mitad del precio de lista establecido, por lo que el peor escenario para Boeing es que podría perder hasta 67.000 millones de dólares en ingresos por la caída de las ventas.

Pero los expertos dicen que es más probable que Boeing eventualmente venda esos aviones, aunque con un gran descuento, en algunos casos a los mismos clientes que ahora están cancelando los pedidos.

Denicolo de S&P y otro experto de la industria están de acuerdo en que esos fuertes descuentos en el precio de venta, que no se habrían producido si no fuera por la inmovilización del avión, son el verdadero riesgo financiero para Boeing.

“Digamos que eres una aerolínea. Si ya no hay ninguna penalización, ¿por qué no cancelar todos mis pedidos, y puedo volver a comprarlos mucho más barato?” dijo el experto de la industria, que habló con la condición de anonimato.

Boeing no comentará los precios pagados por sus aviones ni los descuentos. Pero el experto dijo que podría ser hasta un descuento de 20 millones de dólares por avión, o aproximadamente 25 mil millones de dólares en total – más del doble del verdadero costo de la puesta a tierra.

Descontando muchos de los otros 3.300 pedidos de Max que todavía están en los libros podría hacer que el costo total de Boeing de su debacle del 737 Max subiera aún más, tal vez más allá de los 68 mil millones de dólares del precio de Deepwater Horizon.

También te puede interesar