Lufthansa prueba su nuevo concepto “Sleeper’s Row”.

Con el distanciamiento social presente en la mente de todos, tener tu propio espacio en un avión nunca ha sido tan importante.

¿Pero pagarías extra para acostarte en una fila de asientos de clase económica?

Te puede interesar: Lufthansa retomará sus vuelos a Colombia.

Lufthansa espera que sí. La aerolínea alemana está probando su nuevo concepto de “Sleeper’s Row” en sus vuelos de Frankfurt, Alemania, a São Paulo, Brasil, desde el 18 de noviembre hasta mediados de diciembre.

La idea es que los pasajeros que viajen en clase económica puedan tomar una fila de tres o cuatro asientos, y luego estirarse sobre ellos, replicando la experiencia de una cama en clase ejecutiva. Los pasajeros recibirán una manta, almohada y tapa de asiento para mayor comodidad, y también se les ofrecerá prioridad de embarque.

Te puede interesar: Grupo Lufthansa será el primero en implementar el Star Alliance Biometrics.

Los interesados deben comprar el ascenso en el aeropuerto, ya sea durante el check-in o en la puerta de embarque, por 260 dólares además del precio del billete original.

Innovadores diseños de asientos económicos

Este concepto no es nuevo… Desde 2011, la aerolínea Air New Zealand ha ofrecido su Economy Skycoach, que es una propuesta similar. La compañía comercializa el Skycoach como perfecto para los viajeros en familia, y los precios varían según el vuelo.

En 2019, Airbus estrenó su concepto Settee Corner, que toma la configuración económica de tres asientos como inspiración para un asiento tipo sofá que ocupe menos espacio y pese menos que el asiento promedio de la Clase Ejecutiva.

Mientras tanto, el diseñador Jeffrey O’Neill recientemente mostró su concepto de asiento económico futurista: Zephyr Seat, una configuración de asientos de dos pisos.

O’Neill dijo a CNN Travel en junio que consideraba que la mayor privacidad que ofrecía el asiento sería atractiva para los viajeros a raíz del coronavirus, a pesar de que Zephyr Seat se encuentra en su fase de diseño en este momento.

Por Francesca Street.

También te puede interesar