El A320neo y el 737 MAX luchan por el multimillonario pedido de Qantas.

La aerolínea australiana Qantas se prepara para renovar su flota nacional, sustituyendo los actuales Boeing 737-800 por nuevos aviones de la familia Airbus A320neo o Boeing 737 MAX.

Te puede interesar: Boeing ve riesgo potencial de seguridad en el nuevo Airbus A321XLR.

En la conocida contienda entre Airbus y Boeing está en juego un contrato de miles de millones de dólares, ya que la aerolínea mira más allá del plazo previsto de 2023-2024 para recuperarse de la pandemia de COVID-19 y hasta la década de 2040.

Se trata de un proyecto en el que la aerolínea esperaba embarcarse el año pasado, después de haber puesto en marcha el Proyecto Sunrise, pero ambos fueron dejados de lado por el repentino impacto y la prioridad inmediata de COVID-19.

Te puede interesar: Saudia Airlines planea encargar 70 aviones a Airbus y Boeing.

El CEO del Grupo Qantas, Alan Joyce, admite que “tenemos que reemplazar la flota doméstica durante la próxima década”.

“Ahora es el momento de pedir aviones porque los precios son muy buenos”, dijo Joyce en la Cumbre Empresarial de The Australian Financial Review a principios de este mes.

Joyce indicó que la flota nacional era uno de los “dos grandes proyectos que tendremos en marcha”, siendo el otro la revisión de los planes para los vuelos sin escalas del Proyecto Sunrise, que tienen el potencial de despegar a mediados de 2024 con un fuerte atractivo para los pasajeros que prefieren volar directamente y evitar las escalas.

“Vamos a emprender una renovación de nuestra flota nacional de aviones de fuselaje estrecho y planeamos lanzarla en algún momento de este año”, confirmó recientemente la directora financiera del Grupo Qantas, Vanessa Hudson.

En la actualidad, el Boeing 737 más antiguo de Qantas llegó en 2002, por lo que tiene 19 años, y se acerca al hito de los “20 años” con el que la aerolínea suele jubilar los aviones.

Foto: Jordan Vuong/Wikimedia

También te puede interesar