Dubai vuelve a intervenir mientras Emirates reporta pérdidas por 5.500 millones.

La aerolínea Emirates recibió 1.100 millones de dólares más de ayuda estatal de Dubai después de que el colapso de los viajes de larga distancia debido al coronavirus provocara sus primeras pérdidas anuales en más de tres décadas.

Te puede interesar: Emirates advierte a Boeing de que rechazará los 777x si no cumple sus compromisos.

Los gobiernos de todo el mundo han inyectado miles de millones de dólares en las aerolíneas para mantenerlas a flote durante la pandemia, y Emirates, que es de propiedad estatal, ha recibido 3.100 millones de dólares en inyecciones de capital del gobierno de Dubai, incluidos 2.000 millones de dólares revelados el año pasado, informó Reuters.

La aerolínea informó este martes de unas pérdidas de 5.500 millones de dólares en todo el año, frente a los 288 millones de beneficios de hace un año, ya que los ingresos se desplomaron un 66%, hasta los 8.400 millones de dólares, en medio de la peor crisis de la industria.

Te puede interesar: Emirates reanudará vuelos a Venecia a partir de julio.

Emirates dijo que el gobierno, su único accionista, seguiría apoyando a la aerolínea que transformó a Dubai en un importante centro internacional de viajes durante las últimas tres décadas.

Su compañera del Golfo, Qatar Airways, que debe presentar sus resultados anuales, también ha recibido 3.000 millones de dólares de su propietario estatal.

Emirates y Qatar Airways no tienen un mercado nacional que amortigüe las restricciones y cierres fronterizos introducidos para detener la propagación del COVID-19. Mientras que los programas de vacunación han puesto a algunas economías en la senda de la recuperación, su lento despliegue a nivel mundial ha puesto a las aerolíneas internacionales en desventaja.

El presidente de Emirates, el jeque Ahmed bin Saeed Al Maktoum, declaró que la recuperación de la pandemia sería desigual, y advirtió que nadie podía predecir cuándo terminaría la peor crisis del sector.

La pérdida anual es la primera de la aerolínea, de 36 años de antigüedad, desde el año fiscal 1987-88, mientras que los 6,6 millones de pasajeros que transportó el año pasado fueron los más bajos de los últimos veinte años.

Emirates dijo que había llenado sólo el 44,3% de todos los asientos en el último año, por debajo de una media del 78,4% en el año fiscal anterior.

La capacidad se redujo en un 82,6% en comparación con los años anteriores, ya que las operaciones se centraron en los 146 Boeing 777 de la aerolínea, de los cuales 19 han sido despojados de asientos para transportar más carga.

La mayoría de los 113 Airbus A380 de Emirates están en tierra. Otros cuatro A380 han sido retirados de la operación y es poco probable que vuelvan antes de su retirada programada, dijo Al Maktoum.

Emirates Group, el holding de la aerolínea que incluye otros activos de aviación y viajes, vio caer sus ingresos en un 65,8%, hasta los 9.700 millones de dólares, y obtuvo unas pérdidas de 6.000 millones, las primeras de su historia.

La plantilla del Grupo se redujo un 30,8%, hasta 75.145 personas, incluidos 20.000 puestos de trabajo en la aerolínea, según el informe anual.

También te puede interesar