La nueva aerolínea del multimillonario indio puede dar a Boeing la oportunidad de recuperar terreno perdido.

El plan del multimillonario indio Rakesh Jhunjhunwala de lanzar una aerolínea de ultra bajo coste podría dar al fabricante de aviones Boeing la oportunidad de recuperar el terreno perdido en la India tras la caída de uno de sus mayores clientes, Jet Airways, hace dos años, dicen los ejecutivos del sector.

Te puede interesar: Reino Unido elimina cuarentena para viajeros vacunados de la UE y EE.UU.

Jhunjhunwala, conocido como el Warren Buffett de la India por sus exitosas inversiones en acciones, planea asociarse con los antiguos directores generales de IndiGo, la mayor compañía aérea del país, y de Jet Airways para aprovechar la demanda de viajes aéreos nacionales.

Aunque los planes de lanzar Akasa Air llegan en un momento en que la industria de la aviación india se tambalea por el impacto de la pandemia, con las aerolíneas perdiendo miles de millones de dólares, la perspectiva a largo plazo del sector lo convierte en un mercado caliente para los fabricantes de aviones Boeing y Airbus, reseñó Reuters.

Te puede interesar: La aerolínea rusa S7 Airlines planea encargar 24 aviones A320neo.

«Habrá una gran lucha entre Airbus y Boeing», dijo Nitin Sarin, socio director del bufete de abogados Sarin & Co, que asesora a arrendadores y aerolíneas.

«Para Boeing, esta es una gran oportunidad para entrar y mejorar su juego, teniendo en cuenta que no tienen ningún otro operador importante para sus aviones 737 en la India, aparte de SpiceJet», dijo Sarin, refiriéndose a los aviones de fuselaje estrecho de Boeing.

Los detalles de la empresa, incluida cualquier decisión sobre los pedidos de aviones, no han sido revelados formalmente, pero Jhunjhunwala dijo a Bloomberg que planea tener una participación del 40% en Akasa, que tendrá 70 aviones de hasta 180 plazas en cuatro años.

Los cielos indios están dominados por las compañías de bajo coste, como IndiGo, SpiceJet, GoFirst y AirAsia India, y la mayoría de ellas operan con una flota de aviones de fuselaje estrecho de Airbus.

Boeing domina el mercado indio de aviones de fuselaje ancho, pero la guerra de tarifas y los elevados costes han provocado bajas entre las compañías de servicio completo, como Kingfisher Airlines en 2012 y Jet Airways en 2019, lo que hace que las low cost y Airbus sean aún más dominantes.

La cuota de Boeing en los 570 aviones de fuselaje estrecho de la India cayó al 18% tras la desaparición de Jet Airways, desde el 35% de 2018, según datos de la consultora CAPA India. Jet fue rescatada recientemente de la quiebra y se espera que vuelva a volar.

Las aerolíneas indias tienen más de 900 aviones encargados, de los cuales 185 son aviones Boeing 737 y 710 son Airbus, que cuenta con IndiGo como uno de sus mayores clientes a nivel global.

«Si hay que alquilar un avión, hay abundancia y los arrendadores estarán encantados de ofrecer tarifas competitivas, incluso mejores que las de la época anterior a COVID», dijo Sarin.

Sin embargo, advirtió que la India sigue siendo un lugar difícil para hacer negocios, con obstáculos regulatorios y aeropuertos caros y poco desarrollados que hacen que las low cost sean menos eficientes que en los mercados extranjeros.

Aunque Akasa se enfrenta a una dura competencia en un maltrecho mercado posterior a COVID, que ha empujado a las aerolíneas a renegociar las condiciones con los arrendadores y proveedores, a conseguir nuevos fondos y a recortar costes, empezar con una pizarra limpia y un buen capital le dará una ventaja.

Los otros cofundadores de Akasa son Aditya Ghosh, que pasó una década en IndiGo y a quien se atribuye su éxito inicial, y Vinay Dube, antiguo director general de Jet Airways que también ha trabajado en Delta.

Foto: Sagar Karkhanis/Wikimedia

También te puede interesar