Un Boeing 737 Max se dirige a China para realizar prueba clave para su recertificación.

Un Boeing 737 Max está en camino a China para realizar una prueba de vuelo para los reguladores, dijeron personas familiarizadas con el asunto, un paso hacia el levantamiento de la inmovilización del avión de más de dos años en el país después de dos accidentes mortales.

El 737-7 despegó del Boeing Field de Seattle alrededor de las 8 de la mañana, hora local, con destino al John Rodgers Field en las afueras de Honolulu, según FlightRadar24, informó Bloomberg.

Te puede interesar: Boeing obtiene su primer beneficio en casi dos años, impulsado por las entregas del 737 MAX.

«Boeing sigue trabajando con los reguladores globales mientras completan sus procesos de validación para entender mejor las mejoras del avión», dijo la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico.

El vuelo a Hawai es la primera etapa de un viaje a través del Pacífico, dijeron las personas, que pidieron no ser nombradas. Dado que el Max también tiene prohibido el acceso al espacio aéreo ruso, el avión de fuselaje estrecho viajará cerca del ecuador hasta China en lugar de realizar la travesía más corta hacia el norte que suelen realizar los aviones comerciales.

Aunque el vuelo de validación del Max en China supondría un hito, los organismos reguladores del país aún podrían tardar meses en concluir su trabajo antes de permitir que el avión vuelva a prestar servicio comercial. Boeing envió una delegación de unos 35 pilotos e ingenieros al país el mes pasado para reunirse con los reguladores y preparar las pruebas en simulador y en vuelo.

Los funcionarios técnicos de la Administración Federal de Aviación de EE.UU. acaban de terminar una cuarentena en China – exigida por la pandemia de Covid-19 – y se espera que participen en el programa de pruebas, dijo otra persona familiarizada con el asunto.

También te puede interesar