CFM está rediseñando algunas piezas de su motor LEAP

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El fabricante franco-estadounidense de motores CFM International anunció este sábado que está rediseñando algunas piezas de su motor LEAP para mejorar su durabilidad en climas adversos, con el fin de que pueda instalarse en aviones Airbus y Boeing el próximo año.

Se trata del último ejemplo del aumento de la presión en climas como Oriente Medio y la India, que ha agravado el estancamiento de la capacidad de mantenimiento provocado por la escasez de mano de obra tras la crisis financiera, especialmente en Pratt & Whitney, competidor de CFM.

«Hemos visto que la durabilidad del núcleo no está donde esperábamos», declaró Karl Sheldon, vicepresidente ejecutivo del mayor fabricante mundial de motores por número de unidades vendidas, copropiedad de General Electric y la francesa Safran.

Esta medida es la respuesta de CFM al análisis de los álabes y toberas de las turbinas de alta presión cuando operan en entornos duros y calurosos, dijo la compañía en una sesión informativa previa al Salón Aeronáutico de París.

Rolls-Royce completa con éxito las primeras pruebas del demostrador de tecnología UltraFan

CFM suministra energía al Boeing 737 MAX y compite con Pratt & Whitney en la propulsión de la familia A320neo de Airbus.

Los analistas afirman que todos los motores tardan en alcanzar el mayor tiempo entre visitas de mantenimiento prometido a las aerolíneas, diseñado para reducir los costes de reparación, pero la mayor parte de la publicidad se ha centrado hasta ahora en Pratt & Whitney, que tiene un mayor número de reactores fuera de servicio.

CFM afirma que las medidas para mejorar la durabilidad en climas cálidos y polvorientos también prolongarán el tiempo de vuelo en climas normales.

Los tiempos de espera para las reparaciones han aumentado a medida que el sector de las aerolíneas hace frente a un rápido incremento de la demanda, lo que a su vez está obligando a CFM a una segunda fuerte aceleración industrial de nuevos motores, incluso más pronunciada que la introducción del LEAP en 2016.

CFM declaró que la utilización de sus motores había vuelto al 92% de los niveles anteriores a la pandemia, mientras que la producción de nuevos motores LEAP aumentaría un 50% este año, hasta alcanzar las 1.700 unidades.

Fundada a raíz de una cumbre entre líderes franceses y estadounidenses celebrada hace 50 años, CFM afirmó estar preparándose para iniciar a mediados de la década las pruebas en tierra y en vuelo de su más reciente proyecto de motor de ventilador abierto, cuya introducción está prevista para 2035 y que se conoce como RISE.

Por Tim Hepher – Reuters

También te puede interesar