EE.UU. quiere poner fin a la causa penal contra Airbus por sobornos y control de las exportaciones

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Fiscales estadounidenses pidieron este viernes a un juez que desestime una causa penal abierta en 2020 contra el fabricante europeo de aviones Airbus tras expirar un periodo de prueba para la empresa.

Un acuerdo de enjuiciamiento diferido de 2020, resolvió una investigación en la que se acusaba a Airbus de violar las leyes antisoborno y de control de las exportaciones. El fabricante de aviones, uno de los principales proveedores de las industrias espacial y de defensa, pagó unos 4.000 millones de dólares en todo el mundo, incluidos unos 582 millones de dólares en sanciones estadounidenses, informó Reuters.

El acuerdo con el Departamento de Justicia de EE.UU. significaba que Airbus evitaba un proceso penal que le habría impedido obtener contratos públicos en Estados Unidos y la Unión Europea, siempre que cumpliera el acuerdo durante tres años.

Modificaciones en el diseño del Airbus A321XLR podrían afectar su alcance

Airbus acordó cooperar con el departamento en cualquier investigación o acción judicial activa relacionada con la conducta y mejorar su programa de cumplimiento.

«Airbus está decidida no solo a evitar los errores del pasado, sino a llevar a cabo sus negocios con integridad y mantener su posición como socio fiable y digno de confianza», dijo la compañía en un comunicado el viernes.

El Departamento de Justicia dijo en 2020 que Airbus había conspirado para ofrecer y pagar sobornos a funcionarios extranjeros, incluidos funcionarios chinos, para obtener o conservar negocios, incluidos contratos de suministro de aviones.

El periodo de prueba de tres años según los términos de los acuerdos de enjuiciamiento diferido con Francia, el Reino Unido y Estados Unidos finalizó en enero, dijo Airbus.

Francia y el Reino Unido suspendieron el procesamiento a principios de este año.

La declaración de Airbus incluía una referencia al informe final de supervisión de la Agence Française Anticorruption (AFA), según el cual el fabricante «cuenta con un programa anticorrupción bien diseñado y eficaz, desplegado en todo el grupo y respaldado por una cultura de cumplimiento especialmente sólida, impulsada por la alta dirección y la propia función de cumplimiento.»

También te puede interesar