La FAA y NTSB investigan incidente entre un avión de Southwest y un Cessna

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) informaron este sábado de que estaban investigando una cuasi colisión entre un Boeing 737 de Southwest Airlines y un Cessna Citation 560X en San Diego, el último de una serie de preocupantes incidentes en la aviación estadounidense.

La FAA dijo que su revisión preliminar muestra que justo antes de las 12 p.m. hora del Pacífico del viernes, un controlador de tráfico aéreo en el Aeropuerto Internacional de San Diego autorizó al Cessna a aterrizar en una pista determinada a pesar de que el vuelo 2493 de Southwest Airlines ya había recibido la orden de rodar en la misma pista y esperar instrucciones para despegar.

El sistema automatizado de vigilancia de la superficie de las instalaciones alertó al controlador de la situación y éste ordenó al Cessna que interrumpiera el aterrizaje.

Una persona informada del asunto dijo que la revisión inicial muestra que el Cessna pasó por encima del avión de Southwest unos 30 metros.

EE.UU. investiga por qué pasajeros de Delta permanecieron en el avión bajo un calor extremo

Southwest indicó el sábado que está participando en la revisión del incidente por parte de la FAA. «Nuestro avión partió sin incidentes y el vuelo operó con normalidad, con un aterrizaje seguro en San José según lo previsto», dijo la aerolínea.

La NTSB está investigando siete incidentes de incursión en pista desde enero, incluido el de este viernes en San Diego.

Un incidente similar ocurrió en febrero en Austin, Texas, cuando un avión de carga de FedEx y un Boeing 737 de Southwest se acercaron a unos 115 pies (35 metros) en condiciones de escasa visibilidad. El controlador había autorizado el aterrizaje del avión de FedEx y la salida del de Southwest.

El jueves, la NTSB citó el hecho de que un piloto de un Lear 60 no obtuviera la autorización de despegue en un incidente ocurrido en febrero en Boston que estuvo a punto de colisionar con un vuelo de JetBlue.

Según la NTSB, el equipo de detección de superficie del aeropuerto emitió una alerta y el controlador aéreo dio instrucciones de dar la vuelta al vuelo de JetBlue.

El Embraer 190 de JetBlue se encontraba a sólo 9,1 m (30 pies) del suelo cuando interrumpió el aterrizaje «cerca del punto de intersección de ambas pistas», según la NTSB, que añadió que la torre de Boston informó al piloto del Lear 60 de que el vuelo de JetBlue pasaba a unos 400 pies (400 pies) por encima de ellos.

En marzo, la FAA declaró que estaba tomando medidas para mejorar sus operaciones de control del tráfico aéreo tras los incidentes.

Por David Shepardson – Reuters

También te puede interesar