No habrá franjas horarias para nuevos operadores en el Aeropuerto de Ámsterdam, incluida JetBlue

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Las aerolíneas sin derechos históricos en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam, incluida la recién llegada JetBlue, no recibirán franjas horarias para el verano de 2024, según anunció este jueves el coordinador de slots ACNL.

Las aerolíneas que sí tienen derechos históricos recibirán un 3,1% menos de franjas horarias que antes, según declaró a Reuters el director de ACNL, Hugo Thomassen, mientras el Gobierno holandés sigue adelante con sus controvertidos planes de limitar el número de vuelos con origen y destino en el aeropuerto para reducir el ruido.

La estadounidense JetBlue presentó en septiembre una denuncia contra los Países Bajos y la Unión Europea ante el Departamento de Transporte de EE.UU. por los planes para frenar el tráfico en Schiphol, alegando que violan el Acuerdo de Transporte Aéreo entre EE.UU. y la UE.

EE.UU. intenta bloquear en un juicio la fusión de JetBlue y Spirit Airlines

El mes pasado instó a la misma agencia a prohibir el acceso de KLM al aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York, en represalia por los planes.

«Creemos que los Gobiernos estadounidense y holandés tienen la obligación, en virtud de nuestro histórico Acuerdo de Cielos Abiertos, de garantizar que JetBlue siga teniendo acceso al único aeropuerto viable de Ámsterdam», dijo Jetblue en una respuesta enviada por correo electrónico.

El Gobierno holandés pretende reducir los vuelos en Schiphol, uno de los principales centros de transporte aéreo de Europa, a 452.500 al año, casi un 10% menos que en 2019 y por debajo de una propuesta anterior de 460.000. La aerolínea KLM y los grupos del sector se oponen ferozmente a la medida.

KLM se mostró decepcionada con el número de franjas horarias para la temporada de verano. «Esto se traduce en una reducción de unos 17 vuelos diarios», dijo Gerrie Brand, portavoz de KLM.

JetBlue, que empezó a volar a Schiphol desde Nueva York y Boston este año, indicó que seguiría presionando para acceder a las franjas horarias para «poder seguir manteniendo su presencia en Ámsterdam en el futuro.»