Riyadh Air anunciará un pedido «considerable» de aviones de fuselaje estrecho

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La nueva aerolínea saudí Riyadh Air, que despegará en 2025, anunciará en las próximas semanas un acuerdo de compra de un número «considerable» de aviones de fuselaje estrecho, según ha declarado el director ejecutivo de la compañía.

El antiguo jefe de Etihad Airways, Tony Douglas, fue contratado en marzo para dirigir la aerolínea, propiedad del Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí. Con 72 Boeing 787 ya encargados, Douglas dijo que los aviones de fuselaje estrecho eran los siguientes en la lista.

«Hemos concluido nuestra campaña de aviones de fuselaje estrecho», dijo en una entrevista en Londres este lunes. «Creo que probablemente lo anunciaremos en las próximas semanas».

Se especula con que el anuncio podría producirse en el Salón Aeronáutico de Dubai, que se celebrará del 13 al 17 de noviembre.

Emirates introducirá su Premium Economy en vuelos a São Paulo y Tokio-Narita

Douglas no quiso decir cuántos aviones comprará Riyadh Air, pero calificó el pedido de «considerable» e indicó que el acuerdo sería «una señal de intenciones muy, muy clara».

«Se trata de la mayor puesta en marcha desde Qatar Airways», afirmó.

La creación de una segunda aerolínea nacional saudí, junto a la actual Saudia, forma parte del plan para diversificar la economía del país.

«No estamos suficientemente bien conectados. Es tan sencillo como eso», dijo Douglas, explicando que la nueva aerolínea se beneficiaría del rápido crecimiento de la economía saudí y de un plan para atraer más turistas al reino.

A la pregunta de si la nueva aerolínea buscará fusiones y adquisiciones que le ayuden a crecer, respondió: «No, es orgánico».

Los primeros destinos de Riyadh Air serán las principales ciudades de Europa y destinos de la costa este de Estados Unidos y Canadá, dijo Douglas. El primer vuelo está previsto para el segundo trimestre de 2025.

Para entonces, la aerolínea se habrá asegurado franjas horarias en los principales aeropuertos, dijo, a pesar de que centros como Heathrow, en Londres, ya están operando cerca de su capacidad máxima.

«No será fácil… pero no tenemos motivos para no confiar en que resolveremos todo esto», afirmó Douglas.

Con información de Reuters