Lufthansa Group se une a la iniciativa de eliminación de carbono de Airbus

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El Lufthansa Group ha firmado un contrato con Airbus para la compra anticipada de créditos de carbono verificados y duraderos por valor de 40.000 toneladas de CO2. Los créditos de eliminación de carbono serán emitidos por el fabricante europeo a través de su servicio ACCO (Airbus Carbon Capture Offer). Los certificados estarán disponibles a partir de 2026 y se ha acordado una compra anual de créditos de 10.000 toneladas de CO2 durante cuatro años.

«El Grupo Lufthansa está firmemente comprometido con hacer más sostenible el transporte aéreo y lograr cero emisiones netas de carbono para 2050. Esto incluye inversiones de miles de millones de euros en la modernización continua de la flota y nuestro firme compromiso con los combustibles de aviación sostenibles. Las soluciones técnicas de eliminación de CO2, como los procesos avanzados y directos de captura y almacenamiento de carbono, desempeñarán un papel complementario en la consecución de nuestros objetivos de descarbonización», afirma Caroline Drischel, responsable de Responsabilidad Corporativa del Grupo Lufthansa.

Lufthansa y Airbus presentan una nueva tecnología de formación digital para Pilotos

«El Grupo Lufthansa fue una de las primeras compañías de aviación en trabajar con Airbus para explorar el potencial de las soluciones de captura y almacenamiento directo de carbono en el aire», dijo Nicolas Chrétien, Director de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Airbus. «A medida que la industria de la aviación avanza hacia las emisiones netas cero de CO2 para 2050, la eliminación del carbono desempeñará un papel importante para abordar las emisiones restantes. Estamos muy satisfechos de dar un paso más con Lufthansa y mantener el impulso para hacer realidad los viajes aéreos descarbonizados.»

Así funciona la tecnología DACCS

La Captura y Almacenamiento Directo de Carbono en el Aire es una tecnología de gran potencial que consiste en filtrar las emisiones de CO2 directamente del aire mediante ventiladores de alta potencia. Una vez extraído del aire, el CO2 se almacena a gran profundidad bajo tierra en formaciones geológicas salinas. Dado que el sector de la aviación no puede capturar en origen las emisiones de CO2 liberadas a la atmósfera, una solución de captura y almacenamiento directo de carbono en el aire permitiría al sector extraer las emisiones de CO2 de sus operaciones directamente del aire. Además de las medidas globales que las empresas están adoptando para reducir las emisiones de CO2, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la extracción de carbono es necesaria para apoyar la consecución de los objetivos de emisiones netas cero.

Además, la tecnología de captura directa de carbono en el aire será un elemento importante para la producción de combustibles de aviación sostenibles de próxima generación. Para la producción de SAF a partir de energías renovables con las innovadoras tecnologías Power-to-Liquid o Sun-to-Liquid, el CO2 se captura, por ejemplo, de la atmósfera y se procesa posteriormente. Para ello, será necesaria una infraestructura de captura directa en el aire. En la Hoja de Ruta de Infraestructuras de la IATA, el desarrollo y el éxito prometido de SAF están estrechamente vinculados a la adopción de infraestructuras de Captura Directa del Aire.

La iniciativa de eliminación de carbono de Airbus se basa en la asociación de Airbus con 1PointFive, que incluye la compra anticipada de créditos de eliminación de carbono de 400.000 toneladas de CO2 que se entregarán a lo largo de cuatro años. La empresa estadounidense colabora estrechamente con organizaciones líderes para desarrollar vías prácticas que permitan alcanzar los objetivos climáticos mundiales.