Un iPhone 4S explota a bordo de un avión australiano (Foto).

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Los viajeros a bordo de un avión australiano se han llevado un buen susto. Menos mal que era un vuelo regional y que el incidente ha sucedido cuando la aeronave ya había aterrizado en el aeropuerto de Sydney. Cuando el pasajero todavía no había desembarcado, el teléfono móvil de un viajero dio un chispazo y comenzó a echar un “denso humo”. La rápida intervención de las azafatas consiguió extinguir rápidamente el “resplandor ojo”.

 

Ni los pasajeros ni la tripulación iban armados, insisten desde la compañía aérea. El smartphone en cuestión es un Apple  iPhone, tal y como muestra una fotografía proporcionada por la compañía aérea Rex (Regional Express). En ella se muestra la cara trasera de un iPhone 4S, que también podría ser un iPhone 4, con una quemadura en la parte derecha de la carcasa y diversas grietas que fracturan la tapa del móvil.
El sitio donde está la quemadura coincide con el espacio reservado para el alojamiento de la batería de iones de litio. Parece que se trata de un caso de combustión espontánea del smartphone por sobrecalentamiento de la batería. Existen otros sucesos similares provocados por un iPhone, empezando por el ocurrido en Francia en agosto de 2009, protagonizado por un niño belga al que le estalló en las manos sin causarle heridas. Los cambios bruscos de temperatura tampoco le sientan bien. El pasado mes de enero, el iPhone 4 de una mujer noruega explotaba mientras lo recargaba en el coche.

Rex, la compañía aérea que opera la línea desde Lismore a Sidney, se ha visto obligada a informar sobre el incidente a las autoridades australianas competentes, la ATSB (Oficina para la Seguridad del Transporte Australiano) y la CASA (Aviación Civil). El iPhone afectado ha sido requisado y está en manos de los investigadores de la ATSB para su análisis.

Fuente: http://www.tuexperto.com