La venta de Alitalia no parece atraer a ningún grupo europeo.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Los gestores de Alitalia han abierto su proceso de venta para evitar el cierre y desaparición de la aerolínea emblemática italiana. A pesar de que la prensa apunta a Lufthansa o Ryanair como posibles compradores, lo cierto es que los analistas aseguran que no parece que la compañía aérea despierte el interés de ningún grupo europeo. Los inversores potenciales pueden comunicar su interés en junio, seguido por la presentación de ofertas no vinculantes en julio y sus ofertas finales en octubre, según sus administradores.

Los expertos indican que comprar Alitalia implicaría llevar a cabo un proceso de ajuste y reestructuración sólo para “empatar con el resto de las compañías”, por lo que dejan ver la nueva dificultad con la que se enfrenta la aerolínea al considerarla poco atractiva para futuros inversores. La prensa italiana apunta a la posibilidad de que Renzi, de cara a las próximas generales, esté estudiando un plan con el concurso de algunos inversores públicos junto a uno extranjero.

Alitalia solicitó el concurso de acreedores la semana pasada después de que su plantilla rechazara un recorte de sus sueldos y el plan de reestructuración basado en nuevos despidos, en total unos 2.500 sobre una plantilla de 12.000 trabajadores. Este plan suponía una inversión de 2.000 millones.

El Gobierno italiano ha tenido que inyectar 600 millones de euros para garantizar las operaciones de la compañía aérea. A esta cantidad se debe sumar los 7.400 millones de euros que la firma ya ha costado a las arcas públicas, según datos de Mediabanca.

Fuente: Preferente