Incidentes y Accidentes

El espectacular operativo para rescatar el avión que cayó por el acantilado en Turquía.

Unas 150 personas, dos grúas y varias horas de trabajo han sido necesarias para rescatar el avión varado desde hace cinco días en un acantilado al norte de Turquía. El Boeing 737-800 de la compañía Pegasus Airlines quedó en un acantilado a escasos metros del mar, después de saliera de la pista de aterrizaje el pasado lunes en el aeropuerto de Trabzon, publicò La Vanguardia.

Los ingenieros y técnicos que han participado en el proceso de rescate han tendido cables de acero en las alas y en el tren delantero del avión. Con la ayuda de dos grandes grúas, la aeronave ha sido levantada muy poco a poco, según unas imágenes difundidas en YouTube.

Antes de depositar el Boeing en la pista, el avión ha permanecido dos horas suspendido en el aire mientras los encargados de manejar el operativo se aseguraban de que las maniobras culminaran con éxito.

El operativo ha atraído a decenas de curiosos que se han acercado hasta la pista de aterrizaje para contemplar de cerca las labores de rescate. Una vez el avión ha sido colocado en la pista, los operarios lo han remolcado hasta otra zona para recuperar el equipaje de los 162 pasajeros que se encontraban a bordo en el momento del accidente.

Los dos pilotos de Pegasus declararon a los investigadores que el avión acabó varado en el acantilado después de la repentina e inexplicable aceleración de uno de los motores. El motor en cuestión salió disparado en el accidente y cayó al mar. Además, cuando la aeronave aterrizó la pista estaba mojada.

Los efectivos de rescate acudieron al lugar para rescatar a los pasajeros cuanto antes. Por fortuna, no hubo que lamentar heridos.