Aerolíneas

Las aerolíneas Low Cost quieren el ‘Botín’ de Aeroméxico y Delta.

Las aerolíneas mexicanas de bajo costo Volaris y VivaAerobus y la estadounidense JetBlue quieren el botín completo de slots —horarios de aterrizaje y despegue— de Aeroméxico y Delta en la Ciudad de México y Nueva York.

Estados Unidos aprobó el joint venture entre Aeroméxico y Delta, con la condición de que cedan 28 slots diarios en el aeropuerto de la Ciudad de México y en el de Nueva York. De esos, ya se han entregado 16, que recibieron Alaska Airlines, JetBlue, Southwest, VivaAerobus, Volaris e Interjet.

Volaris, VivaAerobus y JetBlue son las firmas que reclaman los 8 horarios restantes. En marzo y abril, presentaron diversos reclamos frente al Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés) en marzo y abril, exigiendo los slots.

Para obtener los slots restantes, las aerolíneas solicitantes tienen que agotar los esfuerzos bajo el proceso normal, según estableció el DOT en la resolución final que aprobó el acuerdo de colaboración conjunta que ya operan Aeroméxico y Delta.

Pero JetBlue, Volaris y VivaAerobus confirmaron al regulador estadounidense que habían agotado todos los esfuerzos y que aún así las autoridades del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y de Nueva York no les han designado las franjas horarias.

“Los slots no fueron consistentemente agendados ni fueron otorgados en un número sustancial de días a lo largo de la temporada de verano 2018. (…) Los procesos de asignación de slots en el AICM son, y siguen siendo, increíblemente opacos, especialmente para las nuevas aerolíneas”, comentó la estadounidense JetBlue en un documento que envió al DOT.

“Volaris a tiempo documentó evidencia de que ha requerido el remedio de slots del AICM, y que el AICM ha proveído con una respuesta incompleta”, añadió la aerolínea de bajo costo mexicana en una respuesta enviada al DOT.

Entre este jaloneo por los codiciados slots, Aeroméxico y Delta pidieron al regulador estadounidense que desestime las peticiones de las aerolíneas solicitantes, argumentando que existen varias inconsistencias en los procedimientos que llevaron a cabo, “ya sea porque buscan slots diferentes a los que el Departamento les otorgó o no planean usarlos para la temporada de verano 2018”.

Por: Adrián Estañol – Expansión