Aerolíneas

Miguel Alemán Magnani explora nuevos accionistas para Interjet.

Varios son los factores que provocan la turbulencia: las fluctuaciones del tipo de cambio, el alto costo de la turbosina, el mantenimiento del equipo, la renta de las terminales aeroportuarias, la feroz competencia, un consumidor muy exigente… Todo eso, y más, mantienen hoy a las aerolíneas en México en un entorno agitado.

Por otro lado, las perspectivas de la economía y el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, aún en proceso de construcción, revaloran la aviación comercial de México a los ojos de los grandes jugadores e inversionistas.

Bajo ese entorno, Miguel Alemán Magnani, presidente ejecutivo de Interjet, tiene un plan en mente: explorar alguna sociedad que le permita a su aerolínea atender las necesidades -cada día más crecientes- de la aviación comercial en México y así abrir la puerta a un socio de capital, de preferencia una aerolínea internacional.

En exclusiva, Miguel Alemán habla con Forbes México del nuevo plan de vuelo que Interjet podría tomar y asegura que hoy están dadas las condiciones para escuchar propuestas. “Honestamente, no hemos tomado esa decisión, primero hay que ver quiénes son los invitados a la fiesta y después los invitamos a la mesa”, afirma.

Con ello en mente, la aerolínea ha estado trabajando para lucir lo mejor posible, desde intensificar sus operaciones internacionales y aplicar medidas para reducir costos, hasta inyectar más de 3,000 millones de pesos al capital por parte de la familia Alemán. “(Este año) podría haber compromiso, aunque los compromisos también se rompen, pero seguramente si el compromiso lo amerita no sé si boda este año, pero compromiso puede ser”.

Antes de despegar…

Interjet, presume Miguel Alemán, no ha parado de crecer desde su nacimiento, hace 12 años. “Para algunas industrias podría ser poco o mucho, para la aviación llegar a los números de pasajeros y operaciones que llevamos es un crecimiento muy rápido. Las grandes empresas tradicionales se han tardado más de 25 años en llegar a los números que tenemos nosotros”.

¿Qué apuntalaron internamente?

La aviación es apasionante, pero es un constante reto y hay que ser muy creativos porque hay veces que uno depende de terceros. Por ejemplo, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México llega a cumplir un ciclo y está saturado. Entonces, uno tiene que tomar decisiones, de tal forma que, si ya no puedes tener más slots, lo que necesitas son aviones más grandes y por eso decidimos retomar la compra de los 40 aviones Neos. Además, en la aviación no solamente tienes que considerar el modelo de avión más grande o más chico, sino también nuevos, con mejores características tecnológicas.

¿Qué hay de la situación financiera de la compañía?

La situación de la compañía es bastante buena, es muy regular… (La aviación) es un tipo de negocio intensivo en capital y los márgenes son importantes, pero son pequeños. Hay que tener un equipo como el que afortunadamente tiene Interjet de operadores que maximiza esos márgenes y minimiza esos costos.

“La aviación es prácticamente eso: estar revisando los costos constantemente. Hay que ser previsor. Para entender los ciclos de la aviación esto es muy parecido a la hotelería, donde existen los ciclos del turismo (Semana Santa, verano, invierno) y tenemos una constante operación de trabajo. Pero hay otros momentos en los que tienes que contratar al personal calificado, entrenarlo. No es como encontrar quien maneje un coche y contratar al chofer cinco días antes. Siempre los primeros trimestres en la aviación empiezan bajos, pero luego pasa Semana Santa, verano y es cuando uno empieza a hacer esos ajustes entre ingresos y gastos, pero definitivamente Interjet siempre ha mantenido unos números muy constantes y hemos mantenido siempre esa firmeza de reinvertir. La decisión que nos ha llevado a estar donde estamos es la constante inversión, nuevas oportunidades de mercado, más aviones, nuevas tecnologías”.

El escenario para los próximos meses podría apretarse por el hecho de que los combustibles se elevan; también, se requerirá de más inversión en el nuevo aeropuerto. ¿cómo enfrentar financieramente esto? ¿hasta dónde están dispuestos a ir?

Hay varias opciones, afortunadamente Interjet está en un gran momento de oportunidades porque está abierta a muchas cosas que las demás (aerolíneas) no pueden gozar. Siempre vamos a mantener constantes los números que nos han ayudado a dar un servicio de calidad, porque si hoy hablamos de la relación precio–calidad no creo que haya nadie mejor que Interjet. O son más caras o mucho más baratas, pero con mucha menor calidad en el trato y en el servicio. La justa medida es la mejor. Para lograr eso hay que hacer una serie de arreglos, intercambios y parte de las negociaciones es el crecimiento a futuro. El nuevo aeropuerto sí implicará una inversión que se tiene ya planeada. Eso es parte de haber metido un ingreso al capital del negocio.

“Son muy pocas las aerolíneas privadas en el mundo y menos las que pertenecen a una sola familia, me atrevería a decir que son como seis o siete. En América seguramente Interjet es la única de su tipo, lo que abre una enorme oportunidad de inversión para muchas personas.

“Entonces es una oportunidad enorme de recibir un ingreso importante, pero no hay prisa, estamos en tiempos, con una oportunidad enorme de invitar en sociedad a varios operadores internacionales que tengan interés en participar en el importante mercado de México. Ahorita estamos como la quinceañera, todos quieren bailar con nosotros, nada más hay que escoger bien a la pareja. Estamos en un momento bonito de invitar. También ha habido varios fondos que tienen interés, inclusive propuestas de participación en sociedades. Es un momento interesante, pero lo que tenemos que ver primero es que el crecimiento de Interjet beneficie a la industria de la aviación en este país porque puede venir una oportunidad muy divertida, alguien que no sabe nada de aviación y que quiera pagarnos el triple por todo, pero hay que pensar más allá del ingreso. Hay momentos que son importantes para los extranjeros, otros que son importantes para los mexicanos y otros que son importantes para los dos. Esto es como la política, donde hay tres tiempos: el de asomarse, subirse y sumarse; es igual aquí”.

¿En cuál estamos?

En el de asomarse, vamos a ver. Este es un año importante para la consolidación de rutas en el extranjero, nacionales, y ciertas inversiones.

¿Van a expandir su operación en el nuevo aeropuerto?

Sí, para crecer en cantidad de pasajeros atendidos en las diferentes aerolíneas hay que estar preparados, hacer un guardadito para invertirlo, que ya se tiene muy bien calculado.

¿Está en el modelo seguir teniendo un centro de mantenimiento consolidado en la aerolínea? ¿conviene separarlo? ¿asociarse? En el nuevo aeropuerto, ¿conviene tenerlo centralizado?

Esa es una muy buena pregunta. Hay muchas áreas en Interjet de oportunidad y ya tiene sentido invitar a terceros al centro de mantenimiento. El puro servicio ya tiene un valor importante y, si a eso le agregamos el espacio tan grande que tenemos para crecer, tenemos el espacio necesario para hacer cinco o seis hangares más. Es un servicio extraordinario para la aviación en el país, para extranjeros y nacionales, de los mejores en el mundo en materia de mantenimiento. No he visto otro. Estaríamos abiertos a decidir conforme a las propuestas que nos fueran llegando a qué grado nos interesa separarlo o juntarlo.

Volviendo a las sociedades, ¿les preocuparía tener el control de la compañía?

Todo dependerá de las fórmulas que encontremos, pero desde luego queremos quedarnos siempre participando de alguna manera. En caso de que sea alguien del mismo gremio que tenga un conocimiento amplio y ayude a crecer todo esto al doble o al triple, desde luego que sí vamos a permitir que con esa experiencia pueda participar.

¿Cuándo llegará ese momento?

Yo creo que, así como el ser humano tiene edades y supuesta madurez, a los 21 ya te dejan hacer todo, aunque a veces hay gente mucho más madura antes y otra que a los 84 todavía no madura. A 12 años (de operación de Interjet) estamos consolidados, tenemos un muy buen equipo y creo que podría ser muy buen momento para empezar a pensar en diferentes oportunidades.

Por Jonathán Torres

Foto Fernando Luna