Tips y Curiosidades

Qué comer y qué no antes de subir a un avión.

Cuando se viaja en avión hay muchas cosas a tener en cuenta. Para que el tiempo que se pasa en el aeropuerto y en el aire resulte una experiencia positiva hay que tomar ciertas precauciones que van desde llegar con tiempo para hacer el embarque sin prisas hasta tomar alimentos que favorezcan la digestión antes, durante y después de volar. Skyscanner ha elaborado una lista, con las recomendaciones de Mariana Calleja, médico y especialista en salud holística, sobre los alimentos que conviene tomar y cuales hay que evitar antes y durante un vuelo para que este sea placentero.

Qué debes comer antes de coger un avión

El agua será tu mejor amiga antes, durante y después del vuelo. Según Calleja, «la hidratación durante un vuelo es esencial para prevenir dificultades del sueño y malestares digestivos». Se recomienda iniciar la hidratación con anticipación para prevenir molestias digestivas y estreñimiento. Debido a las horas entre traslados, esperas, mal dormir o comidas preparadas el aparato digestivo requerirá abundante agua para mantenerse a tono y no sufrir acidez, reflujo o estreñimiento, explica Calleja.

El yogur será un gran aliado. «Toma un yogur al día durante una semana antes de tu vuelo para cultivar un ambiente digestivo saludable y balanceado previo al cambio. El yogur es un gran aliado en general. Mantiene tu flora intestinal, previene acidez y reflujo, contribuye con el tránsito intestinal, contribuye a la fortificación de tus huesos, es fuente de calcio y de probióticos», asegura Calleja. Para aquellos a los que nos les gusta el yogur, la experta recomienda tomar probióticos que se puedes comprar en comprimidos para tomar cada día durante el viaje.

Antes, durante y después de un vuelo es bueno comer alimentos naturales, ricos en fibra y bien cocidos. De esta forma se lo pondrás fácil a tu digestión, un proceso al que le afectan con facilidad los cambios de presión y geográficos. «Hacer esto antes y después del vuelo te ayudará a limpiar el sistema y, por tanto, de potenciales inflamaciones a nivel no solo digestivo sino general», aplica Mariana Calleja.

Algunos alimentos de la gastronomía de tu destino. De cara a prepararte para tu destino, antes del viaje introduce algunos ingredientes o platos típicos de la zona del mundo a la que vas a viajar, «así le vas dando información a tu estómago para que no le caiga una bomba gastronómica de sorpresa».

Alimentos que no debes comer antes de volar

Antes de volar evita comer alimentos productores de gas. El día y las horas antes de tu vuelo evita tomar legumbres y vegetales como brócoli o coliflor. Por un día prescinde de cocidos, purés o ensaladas que contengan estos elementos. Tu estómago y los pasajeros de alrededor te lo agradecerán.

También hay que prescindir de los lácteos enteros -es decir aquellos que no sean desnatados- porque son alimentos productores de gas y, por razones de comodidad personal y ajena, conviene evitarlos antes y durante un vuelo. «A muchas personas les puede producir hinchazón, gases, incomodidad abdominal y hasta episodios de diarrea», recuerda Calleja.

Evitar la ingesta de alcohol, especialmente de licores dulces o muy densos porque tienden a general una mayor deshidratación y, por lo tanto, una mayor descompensación digestiva. Como bien explica Calleja, el alcohol requiere un proceso más complejo de digestión a nivel del hígado, de ahí que el proceso pueda acarrear algunos problemas extra a tu estómago.

Por: Paloma Santamaría – ABC