La Industria

General Electric inaugura en Brasil el mayor banco de pruebas de motores de Latinoamérica.

GE Celma, unidad brasileña de aviación de la estadounidense General Electric (GE), inauguró este viernes en el estado de Río de Janeiro el más grande banco de pruebas de motores aeronáuticos de Latinoamérica. El complejo es el tercero de este tipo en el país y ayudará al fabricante a reducir costos de logística en la región.

Con una inversión inicial de 50 millones de dólares, el nuevo complejo, ubicado en el municipio de Três Rios, dispone de un área de 250 mil metros cuadrados y una capacidad promedio para revisar setecientos motores, incluyendo la línea General Electric GEnx del Boeing 787 Dreamliner. La obra inaugurada se inició hace dos años con más de 150 proveedores y cerca de 700 empleados.

Según General GE, este nuevo complejo en Río de Janeiro generará una considerable economía y ganancias logísticas en su operación, ya que eliminará la necesidad de probar los motores GEnx únicamente en los Estados Unidos, como antes, lo que se traduce en una economía de 100 mil dólares por cada motor y una reducción en el plazo de entregarlos a los fabricantes aeronáuticos como Airbus, Boeing y Embraer de veinte a quince días.

Los demás motores ya probados, destaca, pasarán a ser atendidos a partir de ahora por los tres bancos de pruebas ubicados en el país, específicamente en Petrópolis, en la capital fluminense Río de Janeiro y ahora, en Três Rios. Los tres complejos poseen la capacidad de atender motores con 100 mil, 30 mil y 150 mil libras de empuje, respectivamente.

“Creamos y equipamos esta planta con lo más moderno en la ingeniería mundial. Se han instalado softwares de control que permiten una mayor velocidad de procesamiento de datos, diagnóstico automático de fallas presentadas durante las pruebas y resultados en tiempo real, lo que traerá aún mayor velocidad y robustez al proceso”, comentó Julio Talon, Presidente de GE Celma.

La prueba de un motor de avión involucra tres etapas y, en total, demanda alrededor de 120 horas, mientras que una revisión general demanda, en promedio, 1.500 horas.

El próximo paso del banco será la capacitación para pruebas de los motores LEAP-1A, que equipa las aeronaves Airbus A320neo, ya volando en la región con Azul Linhas Aéreas, Avianca Brasil, Avianca Holdings y SKY Airline. A continuación, se probará el LEAP-1B, que equipa el Boeing 737 MAX.

GE Celma es el mayor centro de mantenimiento de motores de Latinoamérica y la primera unidad de General Electric fuera de Estados Unidos en ensamblar motores aeronáuticos. Es responsable, por ejemplo, del montaje y certificación de los motores CF 34-10A exportados al bireator chino Comac ARJ-21 como también, por el mantenimiento, fabricación y reparación de más de siete modelos de motores para diferentes aeronaves, que varían desde el Embraer 190 hasta el Boeing 767.

Por Erick Cerqueira – Transponder 1200