Aerolíneas

Los tripulantes de cabina de Ryanair avisan de la convocatoria de nuevas huelgas europeas.

Los sindicatos españoles de tripulantes de cabina Sitcpla y Uso y sus homólogos portugueses, italianos, holandeses, belgas y alemanes avisan de que las huelgas vividas por la Ryanair tanto a finales de julio como a finales de septiembre no son cosa del pasado.

Los tripulantes de cabina (TCP) de la aerolínea irlandesa de bajo coste desconfían de la postura pública conciliadora lanzada por la compañía con el comienzo de su temporada de invierno que prevé complicada por reconocida pérdida de confianza entre sus clientes, un hecho que además le ha llevado a recortar sus expecctativas de beneficio anual un 12%. “Ryanair no está abierta a negociar sino a imponer sus condiciones”, afirma el responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, Ernesto Iglesias.

Por ello, “sobre la mesa están las próximas convocatorias de huelga a nivel europeo, de aquí a navidades, hasta que Ryanair deje a un lado las campañas para limpiar su imagen frente a los pasajeros y ofrezca a los sindicatos los mismos acuerdos que publicita en los medios de comunicación y en las comunicaciones a sus empleados”, explica el representante de los TCP.

La convocatoria de nuevos paros paneuropeos se decidirá el próximo 18 de octubre en Bruselas. Allí será donde el conflicto de Ryanair con sus trabajadores viva su siguiente capítulo importante, ya que los TCP volverán a ser recibidos por la Comisión Europea, cada vez más consciente de su “imprescindible papel” en este conflicto, afirman Antonio Escobar, responsable de relaciones externas de Sitcpla.

“Esperamos que la Comisión Europea ponga en marcha algún mecanismo para obligar a Ryanair a que aplique, de forma inmediata, la legislación nacional a sus trabajadores, dado que, en el caso de España, el Gobierno sigue de perfil y no protege los derechos de sus trabajadores en Ryanair”, explica Escobar.

Además de este encuentro con los jefes de gabinete de las comisarias de Transporte Violeta Bulc y de Empleo Marianne Thyssen, los ocho sindicatos que luchan por lograr contratos locales para los tripulantes de cabina y pilotos de Ryanair acordarán ese día “las futuras acciones para los próximos meses”.

Carta a Michael O’Leary

Los tripulantes de cabina de seis países europeos -España, Alemania, Italia, Bélgica, Portugal y Holanda- han enviado al consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, una carta abierta en la que le preguntan a qué espera para acatar las directrices marcadas ya por las comisarias Bulc y Thyssen que obligan a su compañía a “cumplir aquí y ahora” con las legislaciones nacionales.

“Hace meses que su compañía vive malos tiempos. Son tiempos difíciles para los trabajadores, clientes y hasta accionistas”, comienza la misiva enviada al máximo responsable de la aerolínea.

“En numerosas ocasiones ha dicho que está dispuesto a acatar las leyes locales”, le recuerdan. Así que le impelen: ¿qué pasos concretos está dando para ello?, ¿cuándo serán respetados los derechos fundamentales de los trabajadores de Ryanair?”.

Afirman los sindicatos que “es fundamental” que se cumpla su demanda de que se apliquen las leyes locales a los trabajadores de empresa en los países en los que tiene bases de operaciones. “Esto lo entienden y aprueban sus clientes”, le dicen a O’Leary, Hasta la Comisión Europea y los Estados de la UE, se han hecho echo de ello, señalan, porque “es una cuestión europea y sólo se resolverá cuando los trabajadores de cada país consigan sus derechos laborales locales”.

Por Silvia Fernández – El Mundo