La Industria

Airbus busca clientes para el A321 XLR.

Airbus no quiere perder tiempo en conquistar el mercado de los vuelos de ultra largo alcance. Ya que en tres años dejará de fabricar el A380, el grupo europeo acelera diferentes planes que le permitan ganarle a Boeing. Y uno de ellos es el desarrollo de una versión de ultra largo radio del A321.

El A321 de largo alcance todavía no salió al mercado pero Airbus ya está tanteando a las aerolíneas una variante que pueda volar hasta 920 kilómetros más que los 7.400 kilómetros que alcanzaría la primera versión.

Se necesitan 300 órdenes

Airbus mantiene consultas informales con compañías aéreas presentando las características técnicas del A321 XLR, con el objetivo de llegar a 200 o 300 órdenes de compra que le garanticen que el proyecto sea viable económicamente, informa Reuters.

Esta jugada es una carrera contra el tiempo: Airbus quiere aprovechar los titubeos de Boeing respecto a iniciar la fabricación del B797, el modelo de pasillo único quiere conquistar el mercado de los NMA (acrónimo de nuevos aviones de tamaño medio).

Se supone que este avión debería estar operando comercialmente en 2025, pero Boeing todavía no confirmó el inicio de la fabricación de este modelo.

“Cada A321 XLR que Airbus coloque en el mercado significa una venta menos para los modelos de NMA de Boeing”, describe una fuente de la industria a Reuters.

Un mercado con mucho potencial

La conquista de este mercado es crucial para el desarrollo del sector aeronáutico: según Boeing para el 2037 las compañías necesitarán 42.700 nuevos aviones, destinados a ampliar y renovar sus flotas. El segmento del ultra largo alcance es uno de los más importantes, donde compañías como Qantas buscan opciones para sus proyectos de los vuelos más largos del mundo sin escalas.

El mercado rechaza a los modelos gigantescos y busca aviones más livianos, con un mejor rendimiento de combustible, que puedan optimizar las rutas de punto a punto.

La apuesta de Boeing es que el B797, con una capacidad de 220 a 260 pasajeros, ocupe el lugar vacante que queda entre un modelo de pasillo único como el B757 y el de doble pasillo como el B767.

Para cubrir esos rangos Airbus propone la familia del A321neo (con el A321 LR y el A321 XLR para vuelos más largos) y un renovado A330 entre los modelos de fuselaje ancho, variante que todavía no obtuvo el boom comercial esperado.

Los puntos débiles del A321XLR

Un flanco débil del A321 XLR es que no tendría más asientos que el A321neo (entre 185 y 220). Este punto podría ser aprovechado por Boeing para advertir a las aerolíneas que un avión con tanques de combustibles más grandes y sin plazas adicionales no es un tan negocio.

Pero Airbus no se preocupa por este punto, porque confía en tener su modelo de ultra largo radio tres años antes de que el B797 y anticiparse en la conquista del mercado de los NMA.

Sin embargo a Boeing le conviene esta avanzada de su rival: sería el bautismo de fuego que permitiría comprobar el éxito o fracaso de estos modelos de aviones. Precisamente una de las demoras en el programa del B797 es que si no tiene el impacto buscado causaría grandes pérdidas al fabricante, además de sumir a otros modelos como el B787 Dreamliner en la crisis.

Por Cerodosbe

Foto: Airlinerwatch