Aeropuertos

Cancelación del Nuevo Aeropuerto generaría un cuello de botella en la CDMX, según Moody’s.

La calificadora Moody’s informó que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que se construía en Texcoco, beneficiará a los aeropuertos en manos de privados en los próximos dos años, pero afectaría el tráfico aéreo en el país hacia el fin del sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

“Dado que la capacidad del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) es significativamente limitada, el crecimiento de pasajeros y carga será absorbido en el corto plazo por otros aeropuertos privados en la región. No obstante, la Ciudad de México podría eventualmente convertirse en un cuello de botella para los viajes aéreos en el país a largo plazo”, refiere el reporte.

Además, dado que prevén que el crecimiento económico se desacelerará en México y Estados Unidos, lo que podría influir en el crecimiento del tráfico aéreo, apuntó en el informe Adrián Garza, vicepresidente de la calificadora.

Sin embargo, Moody’s pretende mantener la solidez crediticia de las empresas operadoras de aeropuerto en México durante un plazo de entre 12 y 18 meses, pues ve un alto crecimiento de sus ingresos y una sólida expansión del tráfico aéreo.

Por Economía Hoy

Foto: Shutterstock