A más de 700 pasajeros se les prohibió volar en EE.UU. por no usar mascarilla.

Más de 700 pasajeros se les ha prohibidos de volar en las aerolíneas de EE.UU. por negarse a usar máscaras, según un informe.

Delta Air Lines ha sido la más estricta, poniendo 270 pasajeros en su lista de “no volar” por desacatar su política de máscaras, dijo Los Angeles Times.

También te puede interesar: Una mujer pudo haber contraído el coronavirus en el baño de un avión, dicen investigadores.

United Airlines dijo al periódico californiano que ha prohibido a 150, Spirit Airlines dijo 128, Frontier Airlines a 106 y Hawaiian Airlines 6.

Alaska Airlines comentó que ha prohibido 78 – y también dio 92 advertencias, o “tarjetas amarillas”, a los pasajeros que tuvieron que ser amonestados más de una vez en un vuelo por ignorar la política de la máscara, dijo el periódico.

También te puede interesar: El aeropuerto de Helsinki detecta personas con coronavirus gracias a perros adiestrados.

El recuento real podría ser mucho mayor, ya que aerolíneas como American Airlines y Southwest Airlines, se negaron a revelar cómo se han emitido las prohibiciones.

La duración de las prohibiciones depende de la aerolínea y del comportamiento de cada pasajero, dijeron las compañías. Delta informó que sus prohibiciones podrían durar toda la vida en ciertos casos.

Por la pandemia del coronavirus, las principales aerolíneas de EE.UU. han comenzado a exigir a los pasajeros mayores de dos años que se cubran la cara durante los vuelos, excepto cuando beban, coman o tomen medicamentos, señaló el periódico.

“Esperamos que nuestros clientes cumplan con las políticas cuando deciden viajar con nosotros, y tomamos medidas cuando no es así”, dijo al periódico el portavoz de American Airlines, Curtis Blessing.

Sara Nelson, presidenta de la Asociación de Auxiliares de Vuelo, que representa a casi 50.000 tripulantes de cabina de 19 aerolíneas, dijo que los empleados han pedido repetidamente un mandato federal.

“Los tripulantes de cabina quieren un mandato federal, y también los legisladores”, dijo. “Al igual que cualquier persona que fume en un avión se enfrenta a cargos y multas federales, también la gente debería entender las graves consecuencias de poner en riesgo la salud de los demás al negarse a usar una máscara”.

Por Lee Brown – nypost