Dos pilotos aseguran haber visto a “un hombre con un jetpack” cerca del aeropuerto de Los Ángeles.

Un piloto de American Airlines dijo haber visto a una persona con un jetpack sobrevolando la ciudad de Los Ángeles (LAX) el domingo por la noche cuando se aproximaba al aeropuerto LAX para aterrizar. Un segundo piloto lo corroboró.

Según Fox 11, el piloto del vuelo 1997 de American Airlines informó a la torre de control de que había adelantado a “un tipo con un jetpack” a 300 metros de su ventana cuando se aproximaba a LAX a 1 km de altitud. El supuesto hombre volador se encontraba a 16 km del aeropuerto en una ruta designada para el aterrizaje de aviones, en la que lógicamente está prohibido volar sin autorización. Un piloto de SkyWest Airlines aseguró que también lo había visto.

A juzgar por el audio publicados por Fox 11, la conversación por radio entre los pilotos y los controladores de LAX transcurrió de la siguiente forma:

Vuelo 1997 de American Airlines: “Torre, aquí American 1997, acabamos de pasar a un tipo con un jetpack”.

Torre de control de LAX: “American 1997: de acuerdo, gracias. ¿Estaba a su izquierda o su derecha?”

Vuelo 1997 de American Airlines: “Del lado izquierdo, tal vez a 300 metros, más o menos, sobre nuestra altitud”.

También te puede interesar: United Airlines prepara el mayor recorte de pilotos en su historia.

Vuelo de SkyWest: “Acabamos de ver al tipo pasando junto a nosotros con el jetpack”.

Torre de control de LAX: “Jet Blue 23, tenga cuidado, se ha informado de una persona con un jetpack 300 yardas al sur de la ruta final de Los Ángeles, a unos 3000 pies, 10 millas de la final”.

Vuelo 23 de Jet Blue: “Aquí Jet Blue 23: recibido, definitivamente estaremos atentos”.

Otro piloto: “Esto solo pasa en Los Ángeles”.

El espacio aéreo de Los Ángeles es uno de los más concurridos de Estados Unidos, por lo que cuesta creer que una persona (o empresa) con los recursos necesarios para tener un jetpack decidiera probarlo en las inmediaciones del aeropuerto, concretamente a 300 metros de la ruta de aterrizaje.

Por Matías S. Zavia – Gizmodo

Foto: Huffpost