Delta y WestJet desechan propuesta para crear una Joint Venture.

Delta Air Lines y WestJet de Canadá informaron este viernes que habían desechado una propuesta de Joint venture (empresa conjunta) entre Estados Unidos y Canadá después de que el gobierno de EE.UU. exigiera cambios que las aerolíneas insistieron en que eran “irrazonables e inaceptables”.

Te puede interesar: Delta seguirá bloqueando los asientos del medio hasta marzo de 2021.

El mes pasado, el Departamento de Transportes de los Estados Unidos, como parte de su aprobación provisional de inmunidad antimonopolio, dijo que requeriría que las compañías aéreas eliminaran a Swoop, una compañía aérea de ultra bajo coste afiliada a WestJet, de la alianza, y que cedieran 16 franjas horarias de despegue y aterrizaje en el aeropuerto LaGuardia de Nueva York, reseñó Reuters.

Te puede interesar: Airbus entrega a Delta el primer A220 ensamblado en EE.UU.

Las aerolíneas dijeron en una declaración que las demandas de EE.UU. eran “arbitrarias y caprichosas”, especialmente la cesión de las franjas horarias. Habían argumentado que la alianza “optimizaría la utilización de los aviones, mejoraría los horarios y reduciría los costos”.

Las aerolíneas informaron que siguen comprometidos con el desarrollo de una empresa conjunta “pero mientras tanto explorarán la profundización de la alianza”.

La empresa conjunta Delta-WestJet habría tenido una participación combinada del 27% de la capacidad transfronteriza de las compañías aéreas regulares, mientras que la compañía dominante, Air Canadá, tiene el 45%.

Canadá, con 38 millones de habitantes, es el segundo mercado aéreo internacional de pasajeros de los Estados Unidos después de México, y los vuelos de Toronto representan más del 50% de la demanda de viajes aéreos transfronterizos.

La solicitud de la aerolínea ha estado pendiente con los funcionarios de EE.UU. durante más de dos años. La Oficina Canadiense de la Competencia llevó a cabo su propio examen y concedió una carta de “no acción” incondicional en junio de 2019.

WestJet y Delta dijeron que la pérdida de las franjas horarias les privaría “de los derechos de operación críticos en uno de los centros estratégicos más importantes de la red global de Delta en un momento en que la aerolínea está invirtiendo miles de millones de dólares de su propio capital en un amplio proyecto de mejora de las instalaciones de este aeropuerto”.

Se verían obligados “a vender estos activos corporativos estratégicos durante una pandemia global que ha causado una crisis sin precedentes en esta industria, añadieron las aerolíneas.

También te puede interesar