Emirates registra sus primeras pérdidas en más de 30 años.

La aerolínea Emirates anunció este jueves que durante el primer semestre del año fiscal 2020-2021 la compañía registró unas pérdidas netas de 3.400 millones de dólares (2.883,9 millones de euros), la primera caída de resultados en más de 30 años.

Te puede interesar: Emirates SkyCargo inicia operaciones de carga con el A380.

En un comunicado, la aerolínea de Emiratos Árabes Unidos (EAU) anunció que estas pérdidas netas representan una caída considerable respecto a los beneficios de 235 millones de dólares (199,4 millones de euros) obtenidos en el mismo período del año anterior, reseñó EFE.

Asimismo, la nota apunta que los ingresos de la compañía, que se han sustentado principalmente gracias al negocio de carga, cayeron un 75 % hasta unos 3.200 millones de dólares (2.715,1 millones de euros).

Te puede interesar: Emirates pide a algunos pilotos que se tomen 12 meses de licencia sin sueldo.

“Comenzamos nuestro año fiscal actual en medio de un bloqueo global, cuando el tráfico de pasajeros aéreos estaba literalmente paralizado. En esta situación sin precedentes para la industria de la aviación y los viajes, Emirates Group registró una pérdida semestral por primera vez en más de 30 años”, afirmó en la nota el director ejecutivo de Emirates Group, Ahmed bin Said Al Maktum.

De acuerdo con el comunicado, la aerolínea transportó a 1,5 millones de pasajeros entre el pasado 1 de abril y el 30 de septiembre de 2020, lo que representa una caída del 95 % de tráfico respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, los costes operativos de Emirates se redujeron un 52 %, en parte por la reducción del 83 % de los gastos en combustible, que la empresa atribuyó a la disminución de los precios del petróleo, que fueron un 49 % más bajos en comparación con el mismo período del año anterior.

Sin embargo, el EBITDA de Emirates se mantuvo positivo en unos 79 millones de dólares(67 millones de euros) en comparación con los 3.600 millones de dólares (3.054 millones de euros) del mismo período del año pasado.

La empresa registró estos resultados a pesar de que su mayor accionista, el Gobierno de Dubái, inyectó 2.000 millones de dólares (1.696,2 millones de euros) durante el primer semestre del año para amortiguar el impacto de la pandemia.

La aerolínea de Dubái, que tiene una destacada red de conexiones entre Asia, Oriente Medio, Europa y América, fue una de las primeras que volvió a operar después de la suspensión de vuelos por el coronavirus entre marzo y mayo, y fue pionera a la hora de tomar todas las medidas preventivas para incentivar los viajes.

También te puede interesar